Como es tradición, entraron por la portada, pasearon y comieron y bailaron en una caseta. Es el tercer año que la Fundación Gerón y el Ayuntamiento los lleva al recinto los primeros.