Muñoz dice que aparte de su sueldo recibía gratificaciones de Gil y sobres que "nunca" declaró

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Málaga.
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Málaga.
Jorge Zapata / EFE

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha comenzado este martes a declarar, en el juicio por blanqueo de capitales en el que también están acusadas su expareja, la tonadillera Isabel Pantoja, y su exesposa, Maite Zaldívar, y en el que ha señalado que recibía "gratificaciones" del exregidor marbellí Jesús Gil y sobres de una sociedad municipal que "nunca" declaró.

Durante su comparecencia, Muñoz ha negado además haber puesto dinero para comprar la casa de La Pera, en Marbella, donde vivió con Pantoja, a quien, ha dicho, no dio dinero en efectivo porque "no tenía". El exalcalde ha asegurado además que "jamás" supo el estado financiero de las sociedades de la tonadillera.

La declaración de Muñoz, que ha comenzado a las 10.40 horas, se ha iniciado con preguntas relativas a la situación del exregidor cuando llegó a Marbella en 1991, año en el que ha asegurado que estaba casado con Zaldívar en régimen de separación de bienes y que contaba con el patrimonio que le habían dejado sus padres, "que no era poco".

El inicio de su declaración ha estado precedido de un momento tenso con el presidente del tribunal, debido a que el abogado de Muñoz había solicitado a la Sala que su cliente no declarara hasta que llegaran las certificaciones de todos sus ingresos durante el tiempo que estuvo vinculado al Ayuntamiento de Marbella. Muñoz había pedido aplazar su declaración para poder analizar la documentación, y el presidente del tribunal le ha advertido de que si no declaraba este martes, no lo haría en todo el juicio.

Ante la insistencia de su abogado, Miguel Criado, el magistrado ha suspendido la vista oral durante cinco minutos para que Muñoz decidiera si declaraba finalmente, a lo que ha accedido.

"Gratificaciones y sobres"

Julián Muñoz ha declarado que, al margen de su sueldo, recibía "gratificaciones" del exregidor marbellí Jesús Gil y sobres de una sociedad municipal, cantidades que "nunca" declaró, pero que si se suman, el desfase patrimonial que alega la Fiscalía Anticorrupción "no debería existir".

Ha explicado que ha tenido "grandes sueldos", además de que "se nos gratificaba todos los meses firmando un recibí de 300.000 pesetas" por parte de una empresa municipal, a lo que añade que "el señor Gil, que trabajábamos muy duro, nos gratificaba con un millón de pesetas a veces, otras veces menos". Ha insistido en que se vean sus cuentas desde 1991 y no sólo desde 1997, y en que "tenía capacidad de ahorro como todo el mundo", aunque tenía número rojos en los bancos.

La fiscal le ha preguntado por los procedimientos judiciales en los que está inmerso y los delitos por los que se le ha condenado, contestando el exalcalde que ha estado tres años en la cárcel por delitos contra la ordenación del territorio "pero no por haberme quedado con dinero" y por el caso Minutas, como cooperador necesario de un delito de malversación, aunque en la sentencia, ha dicho, "no dice que yo me haya quedado con dinero".

"Es que la imagen que quiere dar la fiscal es que yo soy poco menos que Alí Babá", ha apuntado Muñoz, quien ha indicado que presidió 22 sociedades municipales, pero ha asegurado que "nunca" tuvo disposición de dinero de esas empresas y "jamás" las gestionó, lamentando que en los casos en los que se ha investigado la función de estas sociedades "se ha imputado a los políticos".

Isabel "gestionó todo"

Además de negar haber contribuido en la compra de la casa La Pera, Muñoz ha asegurado que Isabel Pantoja "gestionó todo" lo relativo a su adquisición, para la que le dieron el 100% de la hipoteca "porque es ella y tiene patrimonio, supongo, suficiente para responder".

"Jamás pagué una peseta de la casa, nunca, no tenía. Yo estaba ayudando a la señora Pantoja, vivía, no de la señora Pantoja, porque me ganaba mi dinero con el trabajo que tenía en Pantomar —empresa de la tonadillera—", ha apuntado el exalcalde, quien ha dicho que conoció a Pantoja por temas comerciales relacionadas con el Ayuntamiento.

En este sentido, ha insinuado que fue ella la que le dio dinero. "Otra cosa es que ella me haya dado dinero para pagar, pero yo no he puesto ni una peseta". Ha recordado que ella le dio "muchas veces" dinero en efectivo "y para tomar café", pero no al contrario, porque en ese momento, a diferencia de lo que ha dicho respecto de fechas anteriores desde 1991, no tenía capacidad económica. "Ella misma lo ha dicho, que muchas veces me daba dinero a mí, por qué no", ha apuntado.

Respecto a su exmujer Maite Zaldívar, también acusada de un delito de blanqueo en este procedimiento, ha señalado que una vez se rompió la unidad familiar "cada uno se va donde quiere" y no supo nada de la vida de esta, aunque sí le consta que "no tiene ningún apartamento en Guadalpín", apartahotel de Marbella que tuvo problemas de exceso de edificación.

El juicio, que entra este martes en la fase de declaraciones, ha arrancado pasadas las 10.00 horas tras entregar a todas las partes personadas en el procedimiento el auto que resuelve las cuestiones previas.

La cantante, la más madrugadora

La más madrugadora en desplazarse a la Audiencia Provincial de Málaga ha sido Isabel Pantoja, que ha llegado sobre las 8.20 horas, mientras que Zaldívar lo ha hecho pasadas las nueve, y minutos más tarde, Julián Muñoz. En el banquillo de los acusados hay diezpersonas y los procesados más populares se han vuelto a sentar en la misma fila, aunque otros encausados se han intercalado entre ellos para que no estén juntos.

En la sala del juicio hay unas veinte personas, algunos amigos y seguidores de Pantoja que pretenden apoyar a la cantante, y en la sala de prensa hay cerca de una treintena de medios de comunicación siguiendo la vista oral. Pantoja se enfrenta a una petición fiscal de tres años y medio de prisión y multa de 3,6 millones de euros y Muñoz a otra de siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo y multas por un total de 7.466.000 euros.

A Zaldívar se le acusa, al igual que a Isabel Pantoja, de blanqueo de capitales, y se le pide la misma pena que a la tonadillera y una multa de 2,6 millones de euros.

El fiscal mantiene que tanto Pantoja como Zaldívar eran "perfectamente conocedoras del origen ilícito" de los fondos y bienes que recibían de Julián Muñoz, y que ambas sabían "cuáles eran las fuentes de sus ingresos lícitos, así como su cuantía". La artista Isabel Pantoja fue detenida en mayo de 2007 en su vivienda de Marbella y abonó una fianza de 90.000 euros para eludir la prisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento