El Gran Circo Mundial instalado este año en el recinto ferial ha retirado algunos de sus espectáculos con animales por no cumplir la normativa andaluza, entre ellos el número de tigres pasando por aros de fuego. En la función que visitó Asanda, los responsables sólo utilizaron caballos y elefantes de paseo. Responsables de la asociación afirman que acudirán durante la feria más veces al circo para vigilar que todo sigue en regla.