Justin Bieber
Justin Bieber, descansando después de su accidentada actuación. Twitter

Pocas veces una indisposición tuvo tantos testigos. Ocurrió hace unos días en Glendale (Arizona, Estados Unidos), durante el concierto que Justin Bieber estaba ofreciendo en esa ciudad como parte de su gira Believe.

El joven cantante se sintió indispuesto en plena actuación, cuando interpretaba Out of town girl, y no tuvo tiempo para abandonar el escenario: Bieber comenzó a vomitar ante los ojos de miles de fans.

¿Me queréis aún pese a esto? Sin embargo, el malestar del vocalista pareció pasajero. Tras desaparecer en el backstage unos minutos, volvió poco después para continuar con su concierto e, incluso, ofrecer a sus fans el consabido bis. "¿Me queréis aún a pesar de esto?", preguntó al público, que le respondió con un emotivo aplauso.

Más tarde, Justin atribuía lo ocurrido al hecho de haber bebido leche antes de salir a las tablas: "La leche fue una mala idea", tuiteó en Internet.

Desde la red social, el joven también calificó la actuación de "estupenda" y aseguró que se estaba reponiendo para estar perfecto para su próxima actuación.

El vídeo que muestra lo ocurrido acumula ya miles de visitas, así como comentarios de ánimo por parte de sus seguidores.