Altos cargos del PP escenificaron su 'Rodea el parlamento' en Galicia en 2005

  • Entonces gobernaba el bipartito PSOE-BNG, y el motivo de la protesta era la suspensión de 250 obras de infraestructura en el medio rural gallego.
  • La tensión se avivó en el hemiciclo y en las puertas del Parlamento, cuando dos centenares de alcaldes intentaron acceder al recinto.
  • La presidenta del Parlamento, Dolores Villarino, dijo sobre la protesta: "A lo que más me recuerda esto es al 23-F".
  • El PSOE y el BNG calificaron la actitud del PP como un intento de "violentar la democracia" y Feijóo tildó al Gobierno de "antidemocrático".
Imagen de archivo de 2005 donde efectivos de la Policía autonómica impedían, por orden de la entonces presidenta del Parlamento gallego, Dolores Villarino, el acceso al recinto del Parlamento de alcaldes, diputados y senadores del PP que pretendían acceder al hemiciclo.
Imagen de archivo de 2005 donde efectivos de la Policía autonómica impedían, por orden de la entonces presidenta del Parlamento gallego, Dolores Villarino, el acceso al recinto del Parlamento de alcaldes, diputados y senadores del PP que pretendían acceder al hemiciclo.
ARCHIVO / EFE

La iniciativa de manifestarse ante un Parlamento no es nueva en España, como tampoco lo son las trifulcas que puedan montarse alrededor de él. De hecho, ya ocurrió en el año 2005 —cuando gobernaba el bipartito PSOE-BNG— frente al parlamento gallego y, sorpresa: los que protestaban entonces eran 200 altos cargos del PP, alcaldes en su mayoría.

¿El motivo? La decisión de la Xunta de suspender 247 obras de infraestructura en el medio rural por su "dudosa orientación" —entre los proyectos se encontraban piscinas, rotondas y campos de golf—, y que habían sido aprobadas en el anterior mandato de Manuel Fraga durante la campaña electoral gallega.

El PP, entonces en la oposición, había acreditado a 40 ediles para que asistieran al pleno. Fue durante la comparecencia del conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal (BNG), cuando la tensión se avivó, ya no solo dentro del hemiciclo, sino también en la calle.

Alcaldes, concejales, senadores, todos del PP, se concentraron ante el Parlamento e incluso intentaron entrar en el recinto para hacer más visible la protesta "sin que la Policía pudiera contenerlos", narró entonces La Voz de Galicia.

La presidenta del Parlamento, Dolores Villarino (PSOE), había ordenado antes de la sesión el desalojo del hemiciclo, y los diputados populares pasaron entonces a seguir el pleno desde la tribuna de invitados. La tensión llegó a su punto máximo cuando los populares comenzaron a jalear y aplaudir la intervención de uno de sus compañeros: "A lo que más me recuerda esto es al 23-F", dijo Villarino en ese momento.

El PSOE y el BNG calificaron entonces la actitud del PP como un intento de "violentar la democracia y sus instituciones", mientras que el actual presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo —que en aquel momento era portavoz del PP—, anunció que estudiaría medidas legales por el comportamiento "antidemocrático" de la presidenta de la cámara gallega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento