Los regantes acorralan
Narbona, en el centro, protegida por sus guardaespaldas y el delegado del Gobierno (a la dcha.). FRAN MANZANERA
Más de 300 personas, según la Policía Nacional (1.500 según la Local), increparon a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, cuando salía de una mesa redonda en el Aula de Cultura de la CAM. La manifestación, convocada por el Sindicato de Regantes, criticaba la enmienda del PSOE al trasvase Tajo-Segura que permite a Castilla-La Mancha hacer uso de él. La Policía tuvo que escoltar a la ministra en su salida, entre insultos y zarandeos del coche oficial. Los manifestantes, entre los que se encontraban cargos del PP murciano, exigieron la dimisión de la titular de Medio Ambiente con pancartas y gritos.