Ordenador
Una joven mira su ordenador. GTRES

Tantos minutos frente a la pantalla de un ordenador, un televisor o de nuestro teléfono móvil tiene consecuencias para nuestra vista. Por el uso frecuente de este tipo de pantallas electrónicas pagamos un peaje: puede ocasionar ojo seco. Se trata de cuando en el ojo existe escasez o falta de lágrima.

Según los expertos reunidos en el congreso de la Sociedad Española de Oftalmología, y tras una revisión de estudios al respecto, el uso frecuente de pantallas electrónicas (televisión, ordenador, móvil, tablet, consola, etc.) puede ocasionar o agravar el ojo seco y otras patologías oculares.

Muchas mujeres que toman la píldora no soportan las lentes tras horas sin casi parpadearEl riesgo se incrementa en aquellas personas que toman anticonceptivos, las que sufren blefaritis (párpados hinchados) y los pacientes que se tratan con fármacos antidepresivos o para las tiroides.

"Así, es frecuente encontrar a mujeres que toman la píldora y que no soportan las lentes de contacto tras muchas horas frente al ordenador, sin apenas parpadear", asegura la presidenta de la Sociedad Española de Ergoftalmología, Teresa Dapena.

Teniendo en cuenta que el 30% de las consultas oftalmológicas están relacionadas con el ojo seco, los expertos recomiendan una buena hidratación ya que el líquido lacrimal nutre la córnea y la protege de sustancias bacterianas.

Cuando hay una escasa producción de lágrimas, la córnea se seca y produce sensación de cuerpo extraño, arenilla, escozor, fotofobia y visión borrosa, entre otros síntomas.

Por ello, el tratamiento más habitual para este trastorno, cada vez más habitual entre adultos y niños, es el uso de lágrimas artificiales, aunque en algunos casos es necesaria la cirugía.