Cristóbal Colón
Retrato de Cristóbal Colón atribuido a Rodolfo Ghirlandaia. GTRES

Cristóbal Colón era ibicenco. O al menos eso es lo que divulgará a partir de ahora el Ayuntamiento de la ciudad, que ha acordado difundir la teoría del periodista-investigador Nito Verdera, según la cual el origen de "Colom" está en la isla pitiusa, aunque no se sabe muy bien fundamentar este supuesto.

El pleno del Ayuntamiento de Ibiza ha aprobado este jueves por unanimidad difundir la teoría de Verdera que, según ha explicado a 20minutos.es, sostiene que Colón era hijo de una familia de mercaderes y políticos judíos conversos, que tuvo un albergue en Dalt Vila, el área medieval y fortificada de Ibiza.

Esta es la única certeza de la version del investigador, que ha señalado que no es posible saber si Colón nació o no en la isla o en qué período vivió allí, en caso de haber residido. Aun así, lo que sí es claro, según su testimonio, es que el navegante tenía un "origen geocultural" y que "no era italiano ni gallego ni portugués".

Su origen solo se explica como judío converso y como catalanoparlante Verdera —que ha sido marino mercante, piloto y se dedica en la actualidad al periodismo, según ha declarado él mismo—, ha expresado así las conclusiones de un trabajo al que ha dedicado 5o años de su vida y que le permite afirmar que su origen "solo se explica como judío converso y como catalanoparlante".

De la misma opinión es el concejal de Nova Alternativa Antonio Villalonga que ha propuesto la moción respaldada este jueves por el Consistorio pitiuso, por la que, a partir de ahora, se promocionará este nuevo origen del descubridor de América.

Según ha señalado a 20minutos.es el edil, la teoría "se fundamenta en una teoría muy bien trenzada" que está basada en estudios históricos, lingüísticos, toponímicos, y antropológicos.

Esta versión se asienta en estudios que concluyen que Colón utilizó numerosos topónimos de las costas de las Pitiusas para dar nombre a lugares del Caribe que fue descubriendo en sus cuatro viajes al otro lado del Atlántico, entre los que cita Camarí, Anguila, y Saona (en Formentera); o Caragoler, Punta de la Mata, Punta de la Rama, isla de ses Rates o Formigues, en Ibiza.

Otro indicio que apuntala la teoría es que Colón puntuaba sus escritos con "vírgulas" inclinadas y puntos, signos que solo se utilizaban de forma esporádica en algún territorio de la Corona de Aragón y que, en concreto, se han hallado en numerosos documentos archivados en la Catedral de Ibiza.

Villalonga ha opinado que, "aunque puede haber un error, todo apunta a que fue así", por lo que, ha dicho, "es justo darle un reconocimiento a una persona que ha hecho algo sobresaliente", en alusión a Verdera.

Las fórmulas para promocionar el nuevo origen de Colón pueden ser muchas, según el edil, aunque en ningún caso implicarán que el Ayuntamiento gaste mucho dinero, ya que la difusión de esta teoría se llevará a cabo en función de la disponibilidad presupuestaria del consistorio.

"El Ayuntamiento no va a gastarse 50.000 euros en libros pero sí podría hacer una ruta con 500 euros por Dalt Vila" para dar a conocer donde pudo vivir la familia de Colón, señaló Villalonga.

El origen del descubridor de América es objeto de controversia aunque la tesis que más apoyos apunta a una procedencia genovesa. Otras teorías, aunque más minoritarias, apuntan a un origen catalán, gallego o portugués.