El alcalde de Cuevas del Almanzora (Almería) y diputado nacional del PP, Jesús Caicedo, ha valorado la visita este jueves de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, con quien ha estado en terrenos de la pedanía de Palomares contaminados por los residuos de las bombas atómicas que, en 1966, cayeron accidentalmente sobre la zona tras el choque de dos aviones de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, de forma que ve "cada vez más cerca" la solución a este problema.

Según ha explicado Caicedo en declaraciones a Europa Press, la visita se ha prolongado durante toda la tarde y en ella se han visitado tanto los suelos contaminados como la oficina permanente que tiene el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) para conocer 'in situ' el estado de los trabajos. Igualmente, se han repasado los estudios realizados en los últimos años por el Ciemat y el Departamento de Energía de los Estados Unidos para la retirada de los 6.000 metros cúbicos de tierra contaminada.

"Es la primera vez que una persona de este rango en el Gobierno ha venido a Palomares, y eso ya dice bastante", ha señalado el primer edil cuevano, quien ha afirmado que "la llama sigue encendida" y que esta visita servirá para que Vela traslade la situación a instancias superiores así como a los miembros del departamento de Asuntos Exteriores, encargados de mantener las relaciones con el país norteamericano para ejecutar el proyecto de descontaminación. No obstante, Caicedo ha señalado que "habrá que esperar a que terminen las elecciones" estadounidenses para poder encarar este asunto.

Pese a que desde se efectuó una primera limpieza de residuos nucleares en 1966, España y Estados Unidos han venido colaborando en el seguimiento de los residentes en la zona y en la evolución de la contaminación residual en el ambiente, no fue hasta 2007 cuando el Ciemat y el Departamento de Energía de Estados Unidos firmaron un acuerdo para realizar un mapa en detalle acerca de la contaminación existente y diseñar un plan de retirada de la tierra afectada.

Tras este primer compromiso a nivel técnico, el Gobierno español comunicó el pasado mes de febrero haber obtenido "garantías" de que EEUU "retirará con rapidez la tierra contaminada". Así lo avanzó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, tras una reunión con la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.

Consulta aquí más noticias de Almería.