El Ayuntamiento de Vila-real (Castellón) ha remitido este jueves a la Fiscalía de Castellón un expediente de facturas "irregulares" de 600.000 euros correspondientes a la pasada legislatura —en que gobernaba el PP— para su investigación, según ha informado el consistorio en un comunicado.

El pasado mes de junio el alcalde de Vila-real, José Benlloch, anunció la anulación definitiva de las más de 30 facturas "dudosas" valoradas en 600.000 euros de una sola empresa correspondientes a la anterior legislatura.

Este expediente, según indicó el alcalde, revela que se encontraron facturas de esta empresa "por trabajos que los técnicos dicen que no se han ejecutado, otras de las que ningún responsable político de la anterior legislatura ni técnico acredita la ejecución y otras de certificado final de unas obras que ni siquiera han concluido".

Consulta aquí más noticias de Castellón.