El portavoz del PP de Ourense, Rosendo Fernández, ha considerado este jueves la renuncia del alcalde, Francisco Rodríguez, "la crónica de una dimisión anunciada", si bien ha puntualizado que "debió ser antes".

En todo caso, en declaraciones a los medios antes de participar en una reunión de su partido con empresarios del polígono de San Cibrao, junto con los conselleiros de Medio Ambiente y Educación, Agustín Hernández y Jesús Vázquez Abad, respectivamente, ha criticado "las formas" utilizadas, ya que no recibió "ninguna llamada" para informarle de la decisión del alcalde.

"Las formas hay que mantenerlas siempre", ha defendido, al tiempo que ha reprobado "la lamentable y denigrante imagen" de su ciudad "no sólo ante la ciudadanía de Ourense sino a nivel nacional".

Sea como sea, el concejal del PP ha juzgado "sensata y coherente" que Rodríguez abandone su cargo, aunque ha hecho hincapié en que debió producirse "desde el momento en que hubo un pronunciamiento judicial con la imputación correspondiente", después de que el BNG anunciase que le retiraría "la amistad de gobierno".

"inacción" del ayuntamiento

Otro de los aspectos que ha criticado es "la falta de gestión y gobernabilidad" de su ayuntamiento desde la detención del alcalde el jueves de la semana pasada, que se ha agravado, a su juicio, con "un Grupo Socialista partido —entre afines a Rodríguez y a Pachi Vázquez— y, por otro lado, el BNG", que este mismo jueves ha registrado su salida del Gobierno local.

"Es un tripartito", ha ilustrado Fernández, insistiendo en que "esto está ingobernado" y que en el Consistorio ourensano ahora mismo está en una situación de "inacción y parálisis total".

Descarta una censura

Frente a ello, ha erigido a su formación, que tiene "el grupo mayoritario", con el mismo número de ediles que el PSOE. "Nos ponemos a disposición para poder gobernar y que la sensatez impere en el Ayuntamiento", ha proclamado.

Preguntado al respecto, el edil del PP ha asegurado que actualmente no "baraja moción de censura de ningún tipo". "Lo que barajamos es hacer gobernable el Ayuntamiento y quitarnos de esta situación de impass, inacción y parálisis total", ha sentenciado.

De todos modos, ha admitido que "no se sabe lo que podrá deparar el futuro" y ha apuntado que "las fórmulas que se puedan utilizar son aquéllas que redunden en la gobernabilidad y la gestión del ayuntamiento".

Consulta aquí más noticias de Ourense.