El conseller de Sanidad, Luis Rosado, ha explicado este jueves que el Real Decreto Ley 16/2012, que dejará sin tarjeta sanitaria a los inmigrantes que están en situación irregular, "no va en contra de los inmigrantes sin recursos" sino "en contra de los extranjeros con recursos que hacen fraude con el turismo sanitario" y ha explicado que los inmigrantes 'sin papeles' "no van a quedar sin cobertura sanitaria", por lo que ha pedido "confianza y tranquilidad".

La oposición se ha mostrado muy crítica con Rosado y le han acusado de "mentir" y "confundir" a la población porque se le está pasando la factura a los 'sin papeles' que van a los centros de salud y han aclarado que esta normativa "no tiene nada que ver con el turismo sanitario".

Además, han asegurado que el PP se está cargando el sistema sanitario, que así "se rompen los valores" y que se va a "excluir" a parte de la población de la asistencia sanitaria, algo que no se debería hacer "por razones humanitarias".

Rosado, que se ha pronunciado así en una comparecencia para explicar sus declaraciones sobre la atención sanitaria a inmigrantes en situación irregular, ha asegurado que "no es lo mismo facturar que cobrar" y que "el que no tenga dinero para pagar no pagará".

"no beneficiencia sino sanidad"

El conseller de Sanidad ha acusado a la oposición de "jugar a la demagogia" y de "usar la sanidad como arma arrojadiza". También ha querido dejar claro que él no defiende "posiciones insolidarias ni antidemocráticas" y ha opinado que "el problema de no tener dinero para asistencia sanitaria es igual que no tener dinero para comer". "La labor de la sanidad no es dar beneficencia sino sanidad", ha remarcado.

En este punto, la diputada de EUPV Marina Albiol ha lamentado que la asistencia sanitaria "pase de ser un derecho a ser caridad" y ha asegurado que el hecho de recibir una factura por "disuade a las personas sin recursos de ir al médico".

La diputada de Compromís Mònica Oltra ha ironizado al respecto: "todos los proveedores saben que no es lo mismo facturar que cobrar" y ha lamentado estas políticas que "fomentan el odio, la xenofobia y el racismo". Por su parte, el diputado socialista Ignacio Subías ha resaltado que la asistencia sanitaria es "un derecho independientemente de la condición social".

Consulta aquí más noticias de Valencia.