Los sindicatos sanitarios asturianos Sicepa/Usipa, Satse, Usae, UGT y CCOO registrarán este viernes una convocatoria de huelga que será de jornada continua durante diez días laborales a partir del próximo 16 de octubre, de forma que terminará el 7 de noviembre.

Así lo han indicado los representantes sindicales tras abandonar el encierro que han mantenido durante un mes en la sede del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) en señal de protesta por la aplicación en Asturias de la jornada laboral, con una serie de reformas que consideran "abusivas". Están convocados al paro unos 16.000 trabajadores.

Los sindicatos han dicho que el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, "ha mentido" porque no ha demostrado ningún tipo de voluntad de negociación para llegar a un acuerdo.

También han reprochado al presidente del Principado, Javier Fernández, que haya estado "desaparecido" durante todo el tiempo que se ha prolongado el conflicto. Los sindicatos piden el mantenimiento del empleo público y que las condiciones de trabajo del turno nocturno sea menos lesiva que lo que plantea el Principado.

Según las organizaciones todavía esta mañana han intentado llegar a un acuerdo con la Administración, sin éxito. Hablan de que 400 personas pueden "irse a la calle" si prosperan las reformas tal y como están planteadas.

ENCIERRO

Los sindicalistas han protagonizado en la tarde de este jueves un emotivo acto, arropados por sus compañeros, a la hora de abandonar el encierro en la sede del Sespa.

Han pedido la dimisión de Faustino Blanco y han acusado a la secretaria general del Sespa, Angelina Álvarez, de cortar el agua caliente a los encerrados y de haber intentado impedir que se les trasladase ropa de aseo. "Nos das pena, Angelina; que te vaya bonito", han dicho. Y los sindicalistas han abandonado el encierro entre aplausos. "Más unidos que nunca", han dicho.

Consulta aquí más noticias de Asturias.