El concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Vicent Sarrià ha exigido este jueves a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que paralice el concurso del centro sanitario de la Universidad Católica que aprobará este viernes la Junta de Gobierno Local y defienda el interés escolar público de los vecinos y vecinas de Campanar, según ha indicado el PSPV en un comunicado.

El socialista denunciaron, en la fase de recalificación de la parcela escolar, que el informe de la Conselleria de Educación que autoriza la recalificación de una parcela escolar pública de 12.965 metros cuadrados en el distrito de Campanar para que la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir construya y explote durante 75 años una clínica universitaria y una facultad de medicina y farmacia está basado "en datos erróneos de población, viviendas vacías y pendientes de construirse para conseguir el cambio de uso".

La recalificación la aceptó la Conselleria de Infraestructuras y Territorio en diciembre de 2011. Esta recalificación supone pasar los terrenos escolares para la construcción de un colegio y un instituto para el distrito de Campanar, a sistema universitario, para poder entregar mediante concesión administrativa los terrenos a la empresa Inversiones Sociosanitarias SL (Inverso) y a la Universidad Católica San Vicente Mártir, para la construcción de una clínica privada con 180 camas, proyectada como "centro asistencial, docente e investigador de alta cualificación".

Esta recalificación recibió "miles de firmas" de vecinos de Campanar y de la comunidad educativa "en contra de la privatización", que el Partido Popular desestimó "haciendo valer el interés privado del negocio frente al derecho a la educación" de miles de alumnos que deberán trasladarse fuera de su distrito.

Alegaciones a la recalificación

El grupo municipal socialista presentó alegaciones a la recalificación, que fueron desestimadas, dando vía libre a uno de los "mayores atropellos" que se han producido en la ciudad contra la educación, al "sacrificar y entregar" a una empresa privada para hacer negocio, una parcela escolar "vital" para la escolarización.

Desde el PSPV se considera que esta recalificación y cambio de uso supone además un "auténtico engaño" a los vecinos que compraron sus viviendas en los sectores de Campanar sur y Sant Pau, quiénes pagaron el suelo al comprar sus viviendas, para cederlo gratuitamente al ayuntamiento con la finalidad social de construir los centros educativos para sus hijos.

"Es una auténtica estafa a los vecinos", ha comentado Vicent Sarriá, quiénes ahora deberán enviar a sus hijos a estudiar fuera del barrio. Es una "auténtica desvergüenza y un despilfarro del patrimonio de todos" los ciudadanos, un cambio de uso "intolerable" que va a "perjudicar" a miles de familias con la única finalidad de "favorecer" un negocio privado.

El edil socialista ha indicado que es "curioso la rapidez" con la que ha resuelto este asunto el Gobierno municipal del Partido Popular, y ahora "se entiende su negativa a mantener" las instalaciones sanitarias del Hospital La Fe en Campanar. "Está clara la estrategia de facilitar el negocio privado mientras desmantela una instalación pública que está obligando a miles de familias a desplazarse al sur de Malilla, a varios kilómetros de distancia", ha explicado.

Para el concejal socialista se trata de "una muestra más de lo bien que funciona" el Gobierno municipal para "determinadas entidades y lo mal que lo hace cuando se trata de sus ciudadanos y ciudadanas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.