El Parlamento catalán ha aprobado este jueves, con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la Cámara, una propuesta de resolución para convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo".

Los grupos que han votado a favor son CiU, que gobierna la Generalitat; ERC, ICV-EUiA, Solidaritat, Democràcia Catalana y el diputado socialista Ernest Maragall, y en contra, el PP Catalán y Ciutadans (21 escaños).

Según la resolución, Cataluña debe iniciar una nueva etapa basada en el derecho a decidir Los 25 diputados restantes del PSC se han abstenido y, al margen del voto discrepante de Ernest Maragall, el veterano dirigente socialista Higini Clotas —es el diputado más antiguo de la Cámara— ha decidido no participar en ninguna de las votaciones de este jueves, un gesto de despedida después de que su partido decidiese no contar con él como vicepresidente segundo del Parlament.

La resolución impulsada por CiU y ERC, que ha sido aprobada con el 62,2% de los 135 sufragios posibles, dice: "El Parlament de Cataluña constata la necesidad de que el pueblo de Cataluña pueda determinar libre y democráticamente su futuro colectivo e insta al Govern a hacer una consulta prioritariamente dentro de la próxima legislatura".

En otro punto de la resolución, el Parlamento catalán constata que "los intentos de encaje de Cataluña en el Estado español y sus reiteradas respuestas son hoy una vía sin recorrido", por lo que "Cataluña debe iniciar una nueva etapa basada en el derecho a decidir".

"Es por todo ello que el Parlament expresa la necesidad de que Cataluña haga su propio camino, constatando la necesidad de que el pueblo catalán pueda decidir libre y democráticamente su futuro colectivo, para garantizar el progreso social, el desarrollo económico, el fortalecimiento democrático y el fomento de la cultura y la lengua propias", añade la resolución.

Para reforzar esta iniciativa soberanista, el Parlament ha rechazado sendas iniciativas del PP Catalán y de Ciutadans, favorables a respetar la legalidad vigente.

El Gobierno, dispuesto a frenar la consulta

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido este jueves, por su parte, que el Gobierno no solo tiene instrumentos jurídicos y judiciales para frenar una consulta independentista en Cataluña, sino que además "está dispuesto a utilizarlos".   

"Esa convocatoria no sería conforme con la Constitución y le digo dos cosas: no solo hay instrumentos jurídicos y judiciales para pararlos, sino además hay un Gobierno, este Gobierno, que está dispuesto a usarlos", precisó la vicepresidenta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

Sáenz de Santamaría ha advertido a Cataluña de que el Gobierno puede recurrir la consulta independentista al Tribunal Constitucional (TC) por dos vías diferentes.

Por un lado, solicitando la suspensión de los artículos de la Ley de Consultas populares catalana en el caso de que se incumpla la petición de autorización al Estado y, en segundo lugar, el Ejecutivo también podría recurrir directamente la inconstitucionalidad ante el TC adoptada fuera del marco de sus competencias. La ventaja de esta segunda vía, opinó, es que la suspensión de la convocatoria sería automática.

El Rey y Mas conversaron cinco minutos

El Rey Juan Carlos y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, han conversado unos cinco minutos este jueves por la tarde durante la inauguración de la nueva terminal de contenedores del Puerto de Barcelona.

Mas ha llegado tarde al acto porque ha estado en el Parlamento autonómico hasta acabar el Debate de Política General donde se ha aprobado convocar una consulta de autodeterminación de Cataluña. Sin embargo, ha podido subir al bus en que las autoridades han recorrido la terminal, y se ha sentado en primera fila junto al Rey durante los aproximadamente cinco minutos que ha durado el paseo.

Tras esa conversación, serena y distendida, se han encaminado junto al resto de autoridades hacia la placa de inauguración de la terminal, que ha descubierto el propio Don Juan Carlos. Después, las principales autoridades han posado ante la placa: al quedar Mas alejado del Rey, le han ofrecido posar en el centro pero ha preferido quedarse en un extremo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.