El escritor palentino Santiago Zurita presentará este viernes, 28 de septiembre, su nueva novela, '1554. La mano bastarda de Dios', en la Librería del Burgo de Palencia, en un acto que servirá también para dar a conocer el nuevo vino 'Brand 10' de Bodegas Velasco Ballesteros.

La novela homenajea el Valladolid de mediados del siglo XVI, pues se centra en los últimos días antes de la partida del príncipe Felipe, futuro Felipe II, hacia Inglaterra para desposarse con la reina María Tudor, a través de una historia en la que se entretejen el rencor de dos ilustres familias castellanas, los asuntos del emperador Carlos V y un secreto que oculta el retablo de San Benito El Real, obra de Alonso Berruguete.

Según ha explicado el autor en declaraciones realizadas a Europa Press, la novela confronta las figuras de dos personajes como son Charles Prevost, un hombre "culto y tranquilo", frente al capitán Medina, de orígenes humildes y que "se ha hecho a sí mismo".

No obstante, en la trama se cuela un tercer personaje que logra "una gran fuerza" y que "acaba desplazando a los otros dos". A su vez, la historia de amor entre el capitán Medina y una joven dama de la alta sociedad vallisoletana pone el toque romántico al relato.

Homenaje a valladolid

'1554. La mano bastarda de Dios' supone un "homenaje" a Valladolid, ciudad en la que reside Santiago Zurita y en la que tiene sus "mejores recuerdos", la cual ha sido, además, "buena" con él y con su familia. "Es cierto que cuando tenía 20 años me tuve que marchar porque me asfixiaba, aunque era una circunstancia personal y ahora mismo no viviría en otro sitio", ha apuntado.

No obstante, Zurita se ha mostrado "orgulloso" de sus orígenes palentinos, que "reivindica" en cada una de sus novelas, como en este caso con la figura del escultor Alonso Berruguete.

A la hora de recrear el Valladolid de la época, el autor ha reconocido las "dificultades" propias de los "numerosos cambios" que ha sufrido el trazado urbano de la capital, por lo que ha evitado "una descripción minuciosa" de aquellas zonas "más confusas" y se ha centrado en una zona concreta "mejor conocida".

Santiago Zurita nació en Astudillo en 1960, aunque abandonó el municipio a los ochos años para trasladarse a Palencia, tras lo que posteriormente se mudó de nuevo, en esta ocasión a Valladolid, si bien "jamás" se separó de su tierra natal.

Posteriormente se convirtió en profesor de inglés en la localidad segoviana de Cuéllar y en 2010 publicó su primera novela, '1588. No tengo más que darte', de la que en el pasado agosto se sacó al mercado una segunda edición.

En aquella obra, el autor recrea ambientes castellanoleoneses de las provincia de Segovia como Riaza y la propia capital, así como la localidad palentina de San Salvador de Cantamuda.

'1588. No tengo más que darte', narra la historia de amor entre el capitán Cuéllar y doña Inés de Astuña en vísperas de la salida de la Armada Invencible, así como los últimos días del marqués de Santa Cruz, héroe de Lepanto y que estaba llamado a dirigir la empresa, aunque murió antes de que las naves partieran de Lisboa.

Fue durante un viaje al castillo de Dunluce (Irlanda), cuando Zurita descubrió al protagonista, un personaje real que participó en la contienda, si bien el escritor palentino transformó al verídico Francisco de Cuéllar en el ficticio Juan de Cuéllar, cuya historia ha salido de la imaginación del autor, aunque se ambienta en un contexto histórico

Consulta aquí más noticias de Palencia.