El nuevo plan de contingencia frente a casos de contaminación marina ve la luz en el décimo aniversario de la catástrofe del 'Prestige' y a pocos días de que se inicie el juicio por el accidente del petrolero registrado en 2002. Según ha explicado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, incorpora "importantes novedades" como la obligación de los municipios litorales de articular sus propios planes de emergencias para incorporar al autonómico.

Lo ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, en la que ha explicado que el nuevo plan permitirá ganar en "eficacia, operatividad y anticipación", implicando a "todas" las administraciones en la lucha contra la contaminación. Al tiempo, ha proclamado que "Galicia está hoy más preparada, sin duda, que en la catástrofe del 'Prestige'", en lo que respecta a los medios para enfrentar una situación similar a la que se produjo en 2002.

"Tenemos más barcos, más medios, más experiencia, más recursos informáticos y más recursos tecnológicos", ha sentenciado, antes de aludir a la importancia de contar "con un procedimiento único", con una hoja de ruta actualizada "para los próximos cuatro años", y de dar este paso "de forma paralela" al Gobierno, que también ha anunciado su intención de actuar a su normativa en las competencias estatales.

Entre las principales "novedades" con respecto al anterior plan, el Plan Territorial de Contaminación Mariña Accidental de Galicia (Plan Camgal) incluye "una mayor cobertura del riesgo", al incorporar "por vez primera" puntos específicos en la lucha contra la contaminación marina accidental provocada por sustancias nocivas y peligrosas.

En los procedimientos de actuación, también introduce la recogida y regulación de la actuación del voluntariado en las tareas de respuesta, diferenciando entre el voluntariado profesional del mar y el voluntariado no profesional en las operaciones en tierra.

Asimismo, "por vez primera", se recoge y fomenta la "correcta" recogida de evidencias para la gestión de compensaciones. Igualmente, incluye un atlas para la limpieza de la costa en estos casos dependiendo del lugar, del tipo de alcance y del vertido.

Niveles de activación

Núñez Feijóo ha explicado, además, que se simplifican los niveles de activación, que pueden ser de "alerta" —cuando se sospeche que una contaminación significativa puede llegar a la costa, tanto si procede del mar como de una instalación en tierra— o de "emergencia", cuando algún tipo de contaminación significativa llegue a la zona costera, tanto si procede del mar como de instalaciones en tierra.

Dentro de este último nivel, se establecen los niveles mínimo, medio y máximo. Las infraestructuras de datos "también se ven mejoradas" y el Gobierno tiene "balizado, desde el punto de vista informático, todos los perímetros de las bateas de bancos marisqueros y de instalaciones acuícolas", así como un censo de "todas" las industrias del mar "con riesgo de contaminación".

En lo que respecta a la coordinación de actuaciones, en la estructura de la Xunta, sitúa al titular de Mar como líder en la toma de decisiones. "Hay que saber quién es el responsable, para agilizar la activación", ha esgrimido.

Por último, preguntado acerca de si el plan de la Xunta contiene la designación de un puerto refugio, el máximo mandatario autonómico ha esgrimido que decidir al respecto es una competencia del Ministerio de Fomento y, en concreto, del departamento de Marina Mercante.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.