En torno a un millar de trabajadores de Alcoa de toda España se han concentrado ante las instalaciones de la Xunta en San Caetano para exigir una tarifa eléctrica para grandes consumidores que evite el cierre de las plantas que la compañía tiene en el país.

El presidente del comité de empresa de A Coruña, Nazario Arias, ha indicado en declaraciones a los medios que la empresa ha establecido como plazo el 5 de octubre para tomar la decisión —que afectaría a las plantas de producción primaria de A Coruña, San Cibrao (Lugo) y Avilés— y los trabajadores temen que en ese momento se anunciarán los cierres.

Arias ha pedido al Gobierno central que "legisle" para lograr esa tarifa específica, entre gritos de los trabajadores (procedentes de las plantas de A Coruña, San Cibrao en Lugo, Avilés, Amorebieta y Alicante), que pedían la dimisión del ministro de Industria, José Manuel Soria.

Un grupo de representantes de las diferentes plantas, acompañados de los alcaldes de Cervo y Xove, Alfonso Villares (PP) y Demetrio Salgado (PP), respectivamente, fueron recibidos por el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, en su despacho. Al término del encuentro, el presidente del comité de empresa de San Cibrao, José Luis Combarro, ha indicado que la petición del Gobierno gallego es que antes del día 3 de octubre haya una solución.

Además, la Xunta ha informado a los trabajadores de que, durante su viaje a Estados Unidos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha entrevistado con el de Alcoa. "Esperemos que salga algo positivo", ha dicho Combarro, que ha explicado que la plantilla de Europa había remitido ya un escrito al máximo responsable de la multinacional para que viajase a España a buscar una solución, como ya lo hizo ante una situación similar en Brasil.

Ha trasladado a Guerra otra de sus peticiones, que es que si se resuelve el problema de la tarifa eléctrica —representa el 40% de los costes de las plantas gallegas de aluminio— la empresa dé garantías también de que "se conservan los puestos de trabajo" y una vez resuelto el aspecto energético "no planteen una disminución de plantilla o ERE".

En toda España Alcoa da trabajo a unas 4.000 personas, ha explicado. La planta de San Cibrao tiene 1.150 empleados, mientras que son 400 en A Coruña y en Avilés. Estas tres instalaciones son de producción primaria, mientras que Amorebieta y Alicante son plantas transformadoras.

"La esperanza nunca se pierde", ha manifestado Combarro, que ha apuntado que existe la posibilidad de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, visite Galicia.

Más protestas

Por su parte, antes de la reunión con el conselleiro, Nazario Arias manifestó que si no se da una solución a la tarifa eléctrica para grandes consumidores, Alcoa será "la primera en caer, pero detrás vendrán otras". Por ello, ha pedido a Soria que pase "de las palabras a los hechos".

Asimismo, ha avanzado que este "no va a ser el último intento" y ha avanzado que los trabajadores seguirán con las movilizaciones, entre las que ha citado una conjunta para el 8 de octubre. También ha dicho que está pendiente de confirmación una rueda de prensa con los responsables de UGT y CC.OO. en Madrid el día 5 de octubre.

Representación política

A la protesta han acudido miembros de las tres principales fuerzas políticas de Galicia. Además de los alcaldes de Cervo y Xove, han respaldado las demandas de los trabajadores el PSdeG y el BNG. Por parte de los socialistas, José Luis Méndez Romeu, ha atribuido la situación a "la inacción" de la Xunta y a las "decisiones erróneas" del Ministerio de Industria.

"Desde la toma de posesión de Rajoy, la situación de la política energética está en franco declive", ha criticado el socialista, que ha reivindicado que la tarifa que desaparece el próximo 31 de diciembre, de la que se beneficia actualmente Alcoa, fue aprobada durante el mandato del anterior Gobierno y "no existen razones objetivas que impidan que se pueda mantener".

El candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Francisco Jorquera, por su parte, ha advertido de que "en un contexto de profunda crisis económica Galicia no se puede permitir el lujo de perder Alcoa". La factoría de la Mariña representa el 30% del PIB de la provincia de Lugo, ha destacado.

"¿Cómo es posible que vivamos en un país que es el segundo productor eléctrico del Estado, excedentario en la generación de electricidad y no podamos diseñar políticas tarifarias propias?", se ha preguntado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.