La alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda, ha urgido públicamente al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, a exigir en Madrid el cumplimiento del compromiso de financiación del Centro Internacional de Estudios Superiores del Español (CIESE) asumido por el Gobierno de España, para culminar el proyecto y garantizar la continuidad de todo el recinto de la antigua Universidad Pontificia en el patrimonio público.

Noceda ha anunciado que presentará en el próximo Pleno una propuesta en contra de la venta de una parte de la finca que, según ha dicho, "baraja" el presidente regional, al entender que va en contra del proyecto cultural en marcha y supondría "una pérdida irreversible en uno de los mayores bienes culturales de Comillas y del conjunto de Cantabria".

A su juicio y de llevarse adelante el "propósito de venta" de Diego, "se daría al traste con todos los esfuerzos realizados en los últimos años para preservar el patrimonio histórico y hacer de Comillas una referencia cultural y educativa a nivel internacional", por lo que confía en que la propuesta que planteará al Pleno cuente con el respaldo unánime de la Corporación.

Asimismo, ha recordado que existe "un compromiso firme y por escrito" del Gobierno de España para contribuir a la conservación del conjunto de la finca de la antigua Pontificia y continuar la labor educativa y cultural que ha albergado desde su construcción por Antonio López.

"El presidente y el Gobierno de Cantabria tienen que hacer valer ese compromiso y forzar su cumplimiento, porque está en juego uno de los proyectos más ambiciosos que ha acometido nunca la Comunidad Autónoma y desde luego el mayor de cuantos se han planteado en Comillas", ha agregado.

En este sentido, ha recordado el "esfuerzo ingente" realizado por el anterior Ejecutivo para lograr que la recuperación de la antigua Pontifica fuera declarada proyecto de Estado e implicar en el proyecto a las principales instituciones y empresas de España.

"Después de todo lo conseguido en los últimos años y cuando la meta está ya al alcance de la mano, sería una terrible irresponsabilidad mutilar el proyecto y dejar parte de la finca en manos privadas", ha opinado la alcaldesa, quien ha realizado por ello un llamamiento tanto al presidente cántabro como al Partido Popular para que "no asesten ese golpe mortal a un patrimonio que siempre ha sido motivo de orgullo y prosperidad cultural para los comillanos y para el resto de los cántabros".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.