El PSOE de Chiclana de la Frontera (Cádiz) ha expresado este jueves su respeto por la decisión de la Fiscalía Provincial de archivar las diligencias abiertas por la denuncia presentada por este grupo contra el PP chiclanero por un presunto caso de financiación ilegal y extorsión a una empresario, si bien ha afirmado que "el expediente no está cerrado", puesto que los socialistas "pueden acudir al Juzgado", y ha reiterado la "gravedad" del asunto.

La secretaria general del PSOE de Chiclana, Cándida Verdier, y la secretaria de Igualdad de dicha formación, Isabel Fuentes, han comparecido en rueda de prensa este jueves, un día después de que se conociera la decisión de la Fiscalía de archivar la denuncia presentada en el pasado mes de enero por los socialistas a partir de las declaraciones realizadas por un empresario local, quien sostenía que había hecho entrega de una serie de pagarés por valor de 47.500 euros a los ediles 'populares' Ernesto Marín y María Luisa Guerra, una cantidad que éstos habrían empleado para financiar la campaña de las elecciones municipales de 2007.

Según ha informado el PSOE chiclanero en una nota, Verdier ha defendido este jueves que, según se desprende del decreto de la Fiscalía, ha quedado "probado" que el referido empresario "libró cuatro pagarés y buscaba colaborar en la financiación del PP", algo que, según la representante socialista, ha reconocido él mismo en su declaración, en la que, no obstante, no ha precisado "si se lo entregó a María Luisa Guerra o a Ernesto Marín".

De esta manera, según la líder del PSOE de Chiclana, "lo único cierto es que se expidieron cuatro pagarés por parte de un empresario de la localidad", si bien el Ministerio Fiscal ha archivado la denuncia "al no estar suficientemente probado a quién se entregaron y para qué", lo que, a su juicio, prueba que los socialistas "no han mentido en ningún momento", porque "han existido unos hechos ciertos" que califican de "graves".

Por eso, Verdier ha criticado la petición realizada por el presidente del PP de Chiclana, Nicolás Aragón, y el secretario de esa formación, Andrés Núñez, quienes este miércoles, tras conocer la decisión de la Fiscalía, pidieron su "dimisión inmediata", así como la de los también socialistas José María Román, Joaquín Páez y Manuela Moreno; una solicitud que la secretaria general de los socialistas chiclaneros considera un ejemplo de "desvergüenza política".

Al hilo de ello, ha señalado que "hace unos años, el PP acusó directamente al PSOE de dejar de cobrar no sé cuántos millones de euros por multas urbanísticas, llevando a Fiscalía a tres alcaldes y varios concejales", y, en otra ocasión, los 'populares' "llevaron al Juzgado y a Fiscalía a José María Román por presunta prevaricación en el caso Coto San José", algo que "no fue verdad".

"Lo que parece claro es que ha sido el PP el que ha judicializado la vida política en Chiclana y ha sometido a una persecución vergonzante a alcaldes y concejales socialistas", ha concluido Verdier.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.