El Gobierno de María Dolores de Cospedal pedirá 848 millones al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y considera que esta decisión es "una buena noticia" para la Comunidad Autónoma, al tiempo que ha negado que suponga un rescate.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa para dar a conocer los asuntos aprobados por el Consejo de Gobierno, el consejero de Hacienda, Arturo Romaní, quien ha explicado que las condiciones financieras "son muy favorables y ventajosas" para la Junta.

En concreto, ha señalado el titular de Hacienda, las condiciones a las que tendrá que hacer frente Castilla-La Mancha son el tipo de interés del Tesoro más 30 puntos básicos. Este dinero servirá para pagar los intereses y los vencimientos de deuda.

No habrá más ajustes

Romaní ha indicado igualmente que el hecho de que Castilla-La Mancha acuda al Fondo de Liquidez "no supondrá" unas condiciones fiscales distintas a las que ya tiene la región, descartando de esta forma que se vayan a poner sobre la mesa nuevos mecanismos de ajuste.

En este sentido, a preguntas de los medios, el consejero ha explicado que no habrá que presentar un nuevo plan de ajuste que recoja objetivos más exigentes, sino que habrá que "actualizar" el plan ya existen mediante un acuerdo la semana que viene con el Ministerio de Hacienda.

"El acceso a los mercados no está cerrado para la comunidad autónoma, se siguen firmando operaciones con las entidades financieras. Sin embargo hay más restricción del crédito de lo que nos gustaría y un mecanismo como este ayuda a mejorar las condiciones de nuestra tesorería", ha argumentado.

Críticas del psoe

De otra parte, el consejero portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, ha respondido a las críticas del PSOE lamentando que en un momento en el que el Gobierno regional está intentando salir de la crisis "algunos quieren pintar un panorama sombrío".

En este sentido, el portavoz regional ha calificado las críticas del PSOE de "desvergüenza" porque en la región, hace un año, se mentía a los ciudadanos en relación a la deuda que tenía la Comunidad Autónoma.

"Si no cambian de actitud, sobran, y espero que cambien de actitud porque creo que no sobra nadie", ha aseverado, al tiempo que ha rechazado que sea un día "triste" para Castilla-La Mancha porque "hoy se mejoran las condiciones económicas de la región, las condiciones de liquidez y se les dice la verdad a los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Toledo.