La Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural trabaja en tres líneas estratégicas para preservar las poblaciones de trucha común en Catalunya, ha informado este jueves en un comunicado.

La primera de las estrategias se inició en 2008 y consiste en la conservación 'ex situ' de los ejemplares, capturando a las hembras autóctonas de diversos ríos y trasladándolas al centro de recuperación de la fauna situado en Port de Suert (Lleida), donde se conservan las crías y se devuelven las hembras al punto de procedencia.

Esta actividad se complementa con la conservación 'in situ' de los alevines en tramos tranquilos situados al borde de los ríos hasta que estos se convierten en juveniles, para después ser liberados, así como con el apoyo que el Govern ofrece a la empresa Ambiens, dedicada a la captura de ejemplares reproductores del propio río para que pongan huevos en cajas Vibert y después devolverlos al río.

Consulta aquí más noticias de Lleida.