Antonio Heredia, un  párroco gitano de la localidad de Murtas, acaba de publicar un libro en el que hace una llamada de atención a la sociedad, de la que dice es «poco solidaria», y anima a dar una oportunidad a lo diferente para superar los prejuicios que existen sobre los gitanos. Heredia, con 35 años, es el cura gitano más joven de España.