El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves una subvención de 61.890.366 euros para las cuatro universidades públicas de la Comunidad para financiar sus gastos de funcionamiento y de personal durante el cuarto trimestre del año 2012.

De esta cantidad, 6.176.541 euros corresponden a la Universidad de Burgos (UBU); 10.137.183 euros a la Universidad de León (ULE); 22.541.939 euros a la Universidad de Salamanca (Usal) y 23.034.366 euros a la Universidad de Valladolid (UVA).

Según ha informado el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, las cuantías implican la cobertura del cien por cien del gasto de personal.

El portavoz ha asegurado además que estas aportaciones suponen la continuidad en la financiación global de las universidades públicas de Castilla y León durante el cuarto trimestre de 2012, con un importe anual total de 316.100.436 euros. "Un importante esfuerzo que demuestra el compromiso del Gobierno autonómico con el sistema universitario público como fuente de modernización de la sociedad y de nuestra economía", ha añadido.

Esta financiación, que sitúa al sistema público universitario de la Comunidad "entre los mejor financiados del conjunto nacional", permitirá a las cuatro universidades públicas afrontar con éxito los grandes retos que la enseñanza superior tiene planteados en torno a las tres funciones básicas de la universidad: transmitir el conocimiento existente, generar nuevo conocimiento y transferirlo a la sociedad.

Según el portavoz se trata de tres funciones que, a su vez, se vinculan a los tres grandes objetivos sobre los que debe insistir una Administración responsable para lograr un sistema universitario cada vez más especializado, más fuerte y competitivo, claves para salir de la crisis a la que nos enfrentamos.

El primer objetivo pretende reforzar la excelencia en la formación de los estudiantes universitarios mediante una enseñanza más personalizada -Espacio Europeo de Educación Superior- y que debe permitir avanzar en la mejora de su rendimiento académico y en la adquisición de conocimientos.

El segundo es profundizar y seguir afianzando una investigación científica de calidad. Aquí, el compromiso de la Junta se concreta, además de en la financiación hoy aprobada de los gastos del personal docente e investigador de las universidades públicas, en las diferentes actuaciones que nacen de la Estrategia Regional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación 2007-2013.

El tercer objetivo supone un mayor esfuerzo en la innovación para incrementar la transferencia de conocimientos desde las universidades hacia la sociedad y las empresas, contribuyendo al crecimiento económico y la creación de empleo de calidad.

"A través de esta financiación se apuesta por la calidad de la enseñanza universitaria y de la investigación científica y por incrementar la colaboración de la Universidad y la Empresa, como factores de los que va a depender el progreso de Castilla y León", ha concluido el portavoz.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.