El Gobierno de María Dolores de Cospedal pedirá 848 millones al Fondo de Liquidez Autonómica y considera que esta decisión es "una buena noticia" para la Comunidad Autónoma, al tiempo que ha negado que suponga un rescate.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa para dar a conocer los asuntos aprobados por el Consejo de Gobierno, el consejero de Hacienda, Arturo Romaní, quien ha explicado que las condiciones financieras "son muy favorables y ventajosas" para la Junta.

En concreto, ha señalado el titular de Hacienda, las condiciones a las que tendrá que hacer frente Castilla-La Mancha son el tipo de interés del Tesoro más 30 puntos básicos. Este dinero servirá para pagar los intereses y los vencimientos de deuda.

Consulta aquí más noticias de Toledo.