El edil del BNG de Ourense imputado por cohecho y tráfico de influencias en la 'Operación Pokémon', Fernando Varela, ha anunciado este jueves su dimisión por una cuestión de "coherencia personal y política", y proclamando su "total y absoluta inocencia".

Arropado por el resto del grupo municipal y por otros cargos orgánicos de su formación, Varela ha asegurado que es "totalmente inocente" de los cargos que se le imputan y ha expresado su "absoluta certeza" de que podrá "demostrarlo en un futuro inmediato".

Sin aceptar preguntas por entender que "muchas" de ellas guardarán relación con aspectos que están bajo "secreto de sumario", el nacionalista ha detallado que "lo único" que le "relaciona con este asunto", que investiga la titular del juzgado número 1 de Lugo, Pilar de Lara, es "una conversación entre dos imputados" en la que "sale" su nombre.

"Reitero que, en todo caso, lo que se comenta en esa conversación es absolutamente falso", ha sostenido Varela, que fue detenido este miércoles y ya ese mismo día pasó a disposición judicial.

En la mañana de este jueves

En su comparecencia ante los medios ha detallado que a lo largo de la mañana des este jueves presentará su dimisión como concejal y, "consecuentemente", la renuncia a sus responsabilidades.

Ha enmarcado esta decisión en la "coherencia" con "la práctica política" que él mismo "siempre" defendió y que también "defiende y practica" el BNG. En este punto, ha aprovechado para reivindicar que la suya es "la única" formación que "defiende los intereses del país".

Tras agradecer a sus compañeros, amigos y familiares su apoyo en este momento, Fernando Varela ha subrayado que el objeto de su dimisión es "evitar que el ejercicio" de su defensa "acabe interfiriendo en el funcionamiento de la institución municipal" y de su propio grupo.

Consulta aquí más noticias de Ourense.