La Consejería de Educación ha reconocido los problemas que están viviendo los centros públicos y concertados en Andalucía con motivo de los impagos y retrasos por la falta de liquidez de las administraciones públicas. No obstante, la titular del ramo, Mar Moreno, ha resaltado que el Gobierno andaluz trabaja para intentar "subsanarlos" en un marco de relación con el Estado a través del anticipo de 1.000 millones de la participación de los ingresos del Estado (PIE) o través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

De esta manera se ha pronunciado la consejera andaluza en el Pleno del Parlamento en respuesta una pregunta de la parlamentaria 'popular' Carazo Villalonga sobre los impagos a estos centros. Moreno ha reconocido los problemas de liquidez de las autonomías. "Es una cuestión del conjunto de las administración, por lo que el Estado también tiene que contribuir a solucionar los problemas", ha afirmado.

En este sentido, la consejera andaluza no ha negado los retrasos en los abonos de los pagos a los proveedores, empresas y conciertos, si bien ha resaltado la "sensibilidad" del Gobierno autonómico en materia de pagos al sistema educativo.

Sin embargo, Moreno ha recordado a la diputada del PP-A que su partido "tiene donde gobierno mayores problemas y retrasos que la Junta", señalando el caso de la Comunidad Valenciana, donde la patronal de la enseñanza concertada ha denunciado "una situación de quiebra técnico por los impagos".

"En muchos lugares la gestión del PP es manifiestamente peor que en Andalucía", ha añadido. La consejera andaluza ha reiterado que donde gobierno el PP "no pagan", por lo que ha lamentado que el grupo parlamentario popular "no cuestione a la Comunidad Valenciana y no reconozcan que el problema de tesorería es del conjunto de administraciones públicas".

En este sentido, ha señalado que es el Gobierno central "quien ha rebajado el módulo de enseñanza concertada, el que no concede el anticipo de 1.000 millones solicitado por la Junta que sí dan a otras Comunidades Autónomas y que podría facilitar el pago de los retrasos".

La junta "no responde a centros y familias"

Por su parte, Marifrán Carazo ha criticado que la Junta "no responde a los centros ni a las familias, sino que sólo buscan excusas, primero la falta de liquidez, después el anticipo y ahora el FLA". En este sentido, ha recordado que la Administración andaluza "lleva meses adeudando partidas de gastos de funcionamiento a centros públicos y concertados".

Así, ha enumerado los gastos que la Junta mantiene actualmente con estos centros. "Los centros concertados están al límite y no saben si podrán continuar con normalidad el curso", ha advertido la parlamentaria 'popular'.

De otro lado, ha lamentado que el PSOE, "los defensores de la educación pública", le deba el último plazo del pago del último curso a los centros públicos.

Según Carazo, los directores, que han iniciado el curso "sin liquidez", tienen que "dar la cara ante los proveedores". "No pagan las facturas de comedores escolares de gestión directa del curso pasado, ni las ayudas individuales al transporte, y falta por librar la financiación del segundo plazo de las escuelas deportivas", ha concluido la diputada 'popular'.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.