Manuel Valls
El ministro francés de Interior, Manuel Valls. Nicolas Bouvy/ EFE

Francia no está dispuesta a albergar en su territorio a quienes "atacan los valores" de la República y "niegan los derechos de las mujeres".

El ministro francés de Interior, Manuel Valls, ha anunciado que Francia expulsará del país a quienes amenacen el orden público en nombre del islam y no respeten sus valores y sus leyes. Valls ha hecho este anuncio durante la inauguración de la Gran Mezquita de Estrasburgo (noreste de Francia), y una semana después de que la opinión pública quedara dividida por la publicación de las viñetas satíricas de Mahoma.

El racismo, el fundamentalismo no son el islam

"Los predicadores del odio, los partidarios del oscurantismo, los integristas, los que quieren atacar nuestros valores y nuestras instituciones, los que niegan los derechos de las mujeres, no tienen lugar en la República", ha dicho Valls en un discurso que recoge el diario Liberation. El político francés de origen español ha defendido que quienes estén en Francia no pueden "desafiar las leyes".

"El racismo, el fundamentalismo no son el islam", ha dicho Valls, que ha recordado y alabado "la prudencia" y "la madurez" de los musulmanes franceses que reaccionaron pacíficamente a la publicación de las viñetas satíricas.  "Para estar en Francia o para vivir en Francia, no hay necesidad de renunciar a la fe", ha defendido.