El vicepresidente andaluz y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha subrayado la "honestidad" de la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, después de haber perdido su dimisión por el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) cuando no formaba parte del Gobierno andaluz, sino de la oposición.

En respuesta a una pregunta oral formulada en el Pleno del Parlamento por el PP-A, Valderas ha indicado que sabe lo que dijo en su momento, pero que está convencido de que forma parte de un gobierno compuesto por hombres y mujeres "honrados y honestos, y entre ellos, la consejera de Hacienda". "De otra forma y no lo dude, no formaría parte de este Consejo de Gobierno", ha apostillado.

El vicepresidente andaluz, que ha dicho ser consciente de que cada una de las afirmaciones que ha realizado a lo largo del tiempo, ha querido dejar claro que "siempre" ha buscado la verdad sobre el fraude en las ayudas sociolaborales concedidas por la Junta, "antes desde la oposición y ahora desde el Consejo de Gobierno".

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular ha lamentado la "contradicción" de Valderas y ha recordado que le pidió al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que dimitiera del cargo o que cesara a la consejera de Hacienda, en relación a que ésta no le hiciera llegar los informes de la Intervención que advertían de irregularidades en el procedimiento de concesión de ayudas.

"¿Qué ha cambiado ahora en su posicionamiento si las personas y los hechos son los mismos?", se ha preguntado Rojas, quien seguidamente ha respondido que lo que ha cambiado "es que ahora ocupa un sillón en el Consejo de Gobierno". En esta línea, el portavoz del PP-A ha acusado a Valderas de renunciar a sus principios en favor del "acuerdo bipartito de perdedores".

En su opinión, Valderas ha demostrado tener "un precio, que puso sobre la mesa y que cobró con el reparto de consejerías". "Usted, desde el Gobierno sostiene hoy, más que nunca, ese viejo refrán de donde dije digo, digo diego", ha trasladado Rojas al vicepresidente andaluz y también coordinador general de IULV-CA.

En su turno de réplica, el dirigente de izquierdas ha dicho tener claro que será la comisión de investigación creada en el Parlamento sobre el caso de los ERE, la que fije las responsabilidades políticas, "que serán las que aten a este consejero y al grupo parlamentario de Izquierda Unida". Además, ha dicho que el PP, en ningún caso, puede dar "lecciones" en materia de comisiones de investigación, dada su negativa a que se celebren en otras comunidades o en el propio Congreso.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.