Joan Laporta
El expresidente del Barça, Joan Laporta, durante una entrevista. EFE

ICV-EUiA y el diputado Joan Laporta votarán a favor este jueves de la resolución que consensuaron este miércoles CiU y ERC donde establecían la celebración de una consulta sobre la autodeterminación catalana preferentemente en la próxima legislatura.

Fuentes ecosocialistas han expresado que confían que, a cambio de este gesto, convergentes y republicanos voten a favor de una de las resoluciones que ICV-EUiA ha registrado, y que ve como más ambiciosa que la de CiU y ERC, ya que pide que una "consulta o referéndum" se hagan forzosamente en el siguiente mandato.

SI aún no ha confirmado si se sumará a la resolución conjunta de CiU y ERC, y evidencia que en la resolución que ellos han presentado, detallan un calendario mucho más concreto, por lo que confían en que republicanos y convergentes hagan algún gesto hacia su formación.

La abstención de los socialistas

El grupo parlamentario del PSC se abstendrá en la votación sobre la consulta de autodeterminación. Fuentes de la dirección del grupo socialista en el Parlament han explicado a los periodistas que, además, el PSC votará sólo a favor de su propia resolución —y se abstendrá en todas las demás— en la que aboga por un referendo o consulta legal para que Cataluña decida sobre cualquier cambio en el modelo del encaje de Cataluña con el Estado.

Así el PSC apoya el derecho a decidir, que puede ejercerse en su opinión a través de un referendo autorizado por el Estado o de una consulta que se organice amparada en la ley de consultas de Cataluña que el Parlament podría aprobar en la próxima legislatura.

Sin embargo, desde la dirección del PSC han explicado que trabajan con la hipótesis de que el diputado Ernest Maragall pueda volver a romper la disciplina de grupo y votar este punto, como ya hizo con otros dos temas en los últimos meses: Eurovegas y el pacto fiscal.

El Parlament celebra este jueves por la tarde las votaciones de las resoluciones del Debate de Política General, el último de la legislatura tras el adelanto electoral que el martes anunció el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

No se concreta una fecha

En la resolución no se concreta la fecha de la consulta ni tampoco qué tipo de consulta será impulsada por el próximo gobierno de la Generalitat salido de las elecciones del 25 de noviembre, tal y como pretendía inicialmente ERC, pero la dirección de este partido se muestra satisfecha por el acuerdo alcanzado.

Junqueras ha precisado, en este sentido, que el Parlament nunca hasta ahora había podido aprobar un compromiso tan importante para que Cataluña pueda alcanzar la independencia en poco tiempo, y se ha mostrado convencido de que los ciudadanos sabrán entender este mensaje en las próximas elecciones.

Fuentes de CiU han explicado que durante la negociación ERC presionó para acotar la fecha del referéndum, barajando la idea de convocarlo en 2014, año cargado de simbolismo porque se cumplirán 300 años de la caída de Barcelona bajo las tropas de Felipe V en la Guerra de Sucesión. No obstante, CiU es partidaria de no caer en un exceso de concreción sobre cómo y qué ritmos debe tener el proceso, porque podría condicionar la capacidad de maniobra de la Generalitat en el proceso que se abre.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.