La Guardia Civil ha detenido en Sevilla y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores a un joven de 16 años acusado de un delito de amenazas de muerte con arma blanca supuestamente contra su madre y su hermano de ocho años.

Según ha informado en un comunicado, el Instituto Armado recibió una llamada telefónica de una mujer que indicaba que su hijo adolescente intentaba matarla con un gran cuchillo. La mujer, en estado de gran nerviosismo, contó a los agentes que se había refugiado en su coche, con su hijo de ocho años, después de salir huyendo de su casa, pues su hijo había intentado clavarle el cuchillo tras una discusión.

Los agentes acuden rápidamente a la dirección indicada, en un pueblo del aljarafe sevillano, y, una vez localizados, intentan calmar al niño y a la mujer, que se encontraba en "estado de extrema angustia". La madre y víctima da las llaves de la vivienda familiar al guardia civil, tras informarle de que su hijo se ha encerrado en la casa y que tiene un cuchillo de los que se usan en jardinería con doble hoja y de gran tamaño.

Según añade el comunicado, los agentes entraron en la vivienda por una puerta trasera con gran precaución y ven a un adolescente sentado en el sofá de la sala de estar que tiene en su poder un gran cuchillo. Uno de los agentes le pide que se ponga de pie y que entregue el arma a lo que el adolescente se niega y comienza a insultar a su madre y a exigir a los guardias civiles que se vayan inmediatamente de su casa. La Guardia Civil, tras forcejear con el joven, lo reduce y consigue quitarle el cuchillo y finalmente calmarlo.

La madre informó a los agentes de que su hijo tenía plantas de marihuana en el patio trasero, a lo que ella se oponía, pero los amenazaba de muerte, tanto a ella como a sus otros dos hijos, si decían algo sobre este cultivo ilícito.

Una vez inspeccionada la vivienda, la Guardia Civil observa la existencia de gran cantidad de plantas de la citada droga, algunas de casi dos metros de altura, así como tiestos, fertilizantes y utensilios para el mantenimiento y recolección de las plantas. A las preguntas de los agentes, el adolescente dice "que las plantas son suyas y que ni se les ocurra tocarlas, pues ni siquiera deja a su madre que las toque".

La Guardia Civil detiene al joven a quien imputa los supuestos delitos de amenazas de muerte con arma blanca y otro contra la salud Pública y lo pone a disposición de la Fiscalía de Menores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.