El presidente del EBB del PNV y candidato jeltzale a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que, aunque no pretende "el divorcio" de Euskadi con España, que no está dispuesto a "una convivencia impuesta" porque "no es un matrimonio deseado".

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Urkullu ha manifestado que sus declaraciones sobre que no quiere "el divorcio con España", sino que plantea "una convivencia amable", las hizo "en relación a esas lecturas que se hacen desde Madrid a la defensiva, como si los demás estuviéramos atacando a Madrid".

"Y lo único que estamos reclamando catalanes y vascos, y también por lo tanto el PNV a lo largo de toda su historia, es la defensa del hecho nacional que está reconocido en la propia Constitución Española, y siendo que son el PP y el PSOE quienes han incumplido la Constitución en relación a lo que son las nacionalidades", ha añadido.

A su juicio, populares y socialistas han querido equiparar estas "nacionalidades históricas con las regiones en un modelo de Estado autonómico de 'café para todos'". "No es que nadie esté buscando un divorcio, pero también hoy matizo y aclaro también desde Euskadi, que no se trata de un divorcio porque estemos en un matrimonio deseado", ha apuntado. En todo caso, ha subrayado que no está dispuesto a "una convivencia impuesta".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.