Los miembros de la plataforma de afectados por las participaciones preferentes en Cantabria se han mostrado "preocupados e indignados" ante la decisión de Liberbank de aplazar a octubre la junta general extraordinaria prevista para este sábado y en la que se iba a abordar la fusión con Ibercaja y Caja3. Una decisión que consideran una "nueva tomadura de pelo" que se suma a "una larga lista de mentiras".

Los afectados consideran que la entidad en la que se integra Caja Cantabria, "que ha estafado a miles de sus clientes colocándoles preferentes", y en especial su presidente, Manuel Menéndez, "siguen tomándonos el pelo y cada día la situación se pone más fea y complicada", tanto lo que se refiere al futuro y solvencia de estas entidades como la solución a "nuestro problema".

La plataforma de afectados recuerda que Liberbank "ya cambió de parecer" el pasado mes de junio, cuando envió un hecho relevante a la CNMV para canjear las preferentes de Caja Cantabria por un depósito a plazo fijo por un periodo de cuatro años y a los pocos días modificó tal comunicación.

Añade que el banco "también mintió cuando este verano planteó en una reunión con representantes de la plataforma de afectados canjear las preferentes por algún producto convertible en acciones y luego lo negó, o cuando dijo que si no devolvía el dinero a los clientes estafados no era por falta de liquidez, sino porque para ello necesitaban autorización de Bruselas o el Banco de España".

"Si realmente no tuvieran problemas de liquidez, ya habrían dado una solución real y definitiva", sostiene la plataforma, que advierte que los afectados seguirán con los actos de protesta, que se han intensificado desde este verano, y también continuarán recogiendo firmas para que el nombre de Liberbank se cambie por el de "Cárcelbank, más acorde -dicen- con la situación en que se encuentran nuestros ahorros, que están presos".

Entre las firmas recopiladas hasta la fecha destaca la del presidente del Gobierno regional, Ignacio Diego, que también se ha comprometido a apoyar manifestaciones y otros actos de protesta convocados por la Plataforma de Afectados.

Por último, desde la plataforma quieren "dejar claro" a la entidad resultante de la fusión, si finalmente la hay, "que si bien no son responsables de la emisión y comercialización de preferentes sí heredan este problema que creó Caja Cantabria y que ahora es competencia de Liberbank, por lo que todos los integrantes del nuevo banco se verán salpicados por las acciones de protesta que se desarrollen en el futuro".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.