Mahmud Ahmadineyad
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, hace el signo de la victoria antes de una intervención ante la Asamblea General de la ONU. Sven Hoppe / EFE

El director de la agencia de noticias IRNA y asesor presidencial para Medios de Comunicación, Alí Akbar Javanfekr, ha sido detenido este miércoles para que empiece a cumplir la pena de seis meses de prisión a la que fue condenado el pasado mes de noviembre por publicar artículos contrarios a la moral y al Islam.  

Javanfekr, una de las personas más cercanas al presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, ha sido detenido y trasladado a la prisión de Evin, en Teherán, justo cuando el mandatario persa estaba pronunciando su discurso ante la 67ª sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El Tribunal también le prohibió ejercer durante 3 años su profesión

En noviembre de 2011, el Tribunal Penal de Teherán condenó al director de IRNA a dos periodos de seis meses de prisión por publicar artículos contrarios a la moral y a las normas islámicas. Además, le prohibió ejercer el periodismo durante los próximos tres años.

Javanfekr recurrió y el Tribunal Supremo corrigió el fallo del Tribunal Penal de Teherán, considerando que el delito cometido con la publicación de dichos artículos era el mismo y, por tanto, reduciendo la condena a seis meses de prisión.

Aún así, el asesor presidencial ha invocado el artículo 18 de la Constitución de la República Islámica para que el Tribunal General Revolucionario revise su caso. De momento, ya ha sido absuelto de uno de los cargos.

Los analistas políticos consideran que este caso es un ejemplo más de la pugna por el poder que mantienen Ahmadineyad y el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ya que Javanfekr fue uno de los asesores presidenciales acusados de socavar la autoridad del estamento clerical.

La enemistad entre Ahmadineyad y Jamenei se puso de manifiesto el año pasado, cuando el líder supremo restituyó al ministro de Inteligencia, Heydar Moslehi, que había sido cesado por el presidente.