Bidibidobidiboo, 1996
La polémica obra de Maurizio Cattelan Courtesy Collezione Sandretto Re Rebaudengo

La instalación es pequeña, casi digna de una casa de muñecas, y está colocada en el suelo de una galería de Londres. Representa a una ardilla que yace muerta, sentada en un silla y con la cabeza apoyada en una mesa de formica amarilla. Sospechamos que acaba de beber un trago por la copa vacía y que se ha disparado un tiro con la pistola que ha caído al suelo. En el lavadero hay algunas piezas de vajilla sin fregar.

El suicidio del roedor, un animal real disecado por un taxidermista, se titula  Bidibidobidiboo, como la fórmula mágica que usa el hada buena para transformar a Cenicienta en una princesa en la película de Disney. La obra es de uno de los niños traviesos del arte moderno, el italiano residente en Nueva York Maurizio Cattelan (1960).

El final de la inocencia

La instalación, una alegoría sobreel final de la inocencia y  la angustia adolescente que el artista dice haber sufrido durante sus años de aprendizaje en la ciudad de Padua, continúa la estela de provocación que dejan a su paso las obras de Cattelan, que ya había utilizado antes animales (burros, caballos, ratones...) cuyos cuerpos pasaron antes por el taxidermista. Una de las obras más polémicas de este cotizado creador fue La Nona Ora (La novena hora), donde representaba al Papa Juan Pablo II alcanzado por un meteorito.

Ahora hay ocho obras de Cattelan en la exposición de la Galería Whitechapel de la colección de Patrizia Sandretto Re Rebaudengo, una fanática del artista, al que considera capaz de plantear dilemas profundos de manera indirecta y ahondar en ellos sin necesidad de caer en el dogmatismo. La muestra, que se inauguró el miércoles pasado, estará en cartel hasta el 2 de diciembre.

El emblema de las Brigadas Rojas se convierte en un neón navideño Otras de las piezas de la muestra siguen el mismo patrón belicoso: el emblema de las Brigadas Rojas convertido en un neón de decoración navideña, una alfombra con la forma de la etiqueta del quseo Bel Paese representa a Italia, un saco de escombros que proceden de una galería de arte destrozada por una bomba de la Mafia...