Mas convocará un referéndum aunque lo prohíba el Estado y Duran dice que cumplirán la ley

  • El president dice que la consulta de autodeterminación se hará en cualquier caso.
  • Ha asegurado que nadie en el resto de España cree en el federalismo.
  • Duran Lleida asegura que se ceñirán a la ley y no cometerán "disparates".
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la primera jornada del debate de política general en el Parlament de Cataluña, donde ha anunciado que las elecciones autonómicas se celebrarán en Cataluña el próximo 25 de noviembre.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la primera jornada del debate de política general en el Parlament de Cataluña, donde ha anunciado que las elecciones autonómicas se celebrarán en Cataluña el próximo 25 de noviembre.
Andreu Dalmau / EFE

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha asegurado este miércoles ante el Parlamento catalán que convocará un referéndum sobre la independencia de Cataluña aunque el Gobierno central no lo autorice y ha propuesto al resto de partidos catalanes reunirse tras las próximas elecciones para concretar el proceso.

"La consulta debe producirse en cualquier caso. Si puede ser por la vía del referéndum, mejor. Pero si el Gobierno da la espalda y no lo autoriza, debe hacerse igual. ¿Le parece ambiguo esto? ¿Más ambiguo que su federalismo?", ha replicado en respuesta al discurso del diputado del PSC Xavier Sabaté en la segunda sesión del Debate de Política General en el Parlament.. Artur Mas ha asegurado que nadie en el resto de España cree en el federalismo y que el PSC está solo en la defensa de su modelo de Estado.

"Autodeterminación no equivale a independencia"

Sin embargo, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, tras puntualizar que el derecho a la autodeterminación "no equivale" a independencia, ha prometido que su formación se ceñirá a la ley y no cometerá "disparates".

En declaraciones a la Cadena Ser, Duran ha defendido la apelación al derecho a la autodeterminación hecha este martes por el presidente de la Generalitat, Artur Mas: "Me parece perfectamente democrático que pueda plantearse un referéndum". No obstante, ha subrayado que "el ejercicio del famoso derecho a la autodeterminación, que tantos recelos provoca, no es equivalente a independencia. Yo puedo ejercer el derecho a la autodeterminación y apostar por una fórmula para continuar en el contexto de España".

Duran ha recordado que Unió apuesta por un modelo confederal y ha reconocido que hay "matices" diferentes con CDC, aunque solo si se plantea una consulta sin tener en cuenta la "cohesión social" de la sociedad catalana ambos socios de federación estarían hablando "lenguajes distintos".

En cualquier caso, ha defendido la "soberanía fiscal" de Cataluña y ha advertido de que empieza un "proceso muy largo, muy complejo, cargado de dificultades, que no puede hacerse sin diálogo. Ya nos ocuparemos de que eso sea así, no vamos a cometer ningún disparate. Nosotros no vamos a saltarnos la ley", ha insistido Duran, que procurará que el proceso no cree "frustración".

"Decisiones soberanas"

Según Mas, "probablemente las instituciones catalanas deberán ir tomando decisiones soberanas, independientemente de si es posible llegar al pacto con el Estado español". "La consulta debe producirse en cualquier caso", ha insistido Mas, que ha negado las acusaciones de "ambigüedad" en sus propósitos y ha destacado la trascendencia histórica del momento: "En Cataluña, no se ha producido un proceso así en los últimos 300 años".

Según Mas, "en la próxima legislatura, Cataluña debe ejercer el derecho a la autodeterminación" y lo "lógico" sería que después de las elecciones del 25N los partidos catalanes "se sienten todos a definir en qué condiciones se puede hacer esta consulta". "Esto sería una señal de país maduro", ha opinado Mas, que ha pedido que si las urnas otorgan "mayorías muy claras" a las fuerzas que defienden la vía soberanista las "minorías también se añadan a este proceso, defendiendo sus criterios".

Mas ha invitado directamente al PSC, un partido "importante", a sumarse a este proceso en el que "si Cataluña puede llegar a disponer de un Estado propio, mejor", ya que "esta dependencia con respecto al Estado español, que cada vez es más dura, nos está cortando las alas del progreso económico y social". Para Mas, "la evolución natural de una nación es poder disponer de un Estado" aunque no es partidario de hablar de "ruptura" con España, ya que en el contexto de la Unión Europea "los estados pueden compartir un montón de cosas".

Aunque ha insistido en que en Cataluña se ha producido un "cambio de rasante muy importante", también ha advertido que "nadie tiene la garantía absoluta de cómo acabará" el proceso. "Yo no soy nadie para decir exactamente y de manera exclusiva en qué términos se producirá todo esto. Sí que puedo intentar señalar un camino y proseguirlo si el mandato es claro, si las mayorías son muy grandes y si vamos venciendo los obstáculos, pero no para cerrarlo todo desde el primer momento", ha puntualizado.

Además, ha lanzado una alerta: "En este proceso, hemos de dilucidar responsable y seriamente, para no estrellarnos en medio del camino, todos los obstáculos y los condicionantes que nos encontraremos y que serán muy grandes".

Sobre las elecciones del 25N, ha comentado que CiU "se la está jugando" y ha dicho ver al PSC "incómodo" después de haber marcado distancias con la propuesta de "concierto económico" y tras ver cómo el PSOE da un "portazo" al concepto de federalismo asimétrico. Mas no ha descartado que "algún día" PP y PSOE propongan una reforma de la Constitución para tratar a Cataluña como "nación", pero ese día aún está "muy lejos".

"Un referéndum legal"

El PSC ha pedido en sede parlamentaria que los catalanes puedan votar en un referéndum legal cualquier cambio de relación con el Estado, y aunque no ha mencionado la autodeterminación de Cataluña ha subrayado que los socialistas no "esconderán" ningún debate.

Así lo ha anunciado el presidente del grupo parlamentario del PSC, Xavier Sabaté, que ha hecho este miércoles su primera intervención como tal y la última, al menos de esta legislatura, después de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunciara este martes la convocatoria de elecciones anticipadas para el 25 de noviembre.

El socialista ha afeado a Mas un adelanto electoral "interesado y partidista" que abocará a Cataluña a una "aventura" en la que el nacionalista "lo apuesta todo a la ruptura con España".

Mas denuncia la "estrategia del miedo"

Mas ha denunciado la "estrategia del miedo" puesta en marcha a su juicio por el PP para combatir el independentismo y ha retado a los populares a "escuchar educadamente el veredicto de las urnas", en las elecciones del 25 de noviembre. En la réplica a la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, Mas ha acusado a los populares de recurrir a las "amenazas" para infundir "miedo" a los catalanes con el fin de "evitar que un pueblo se pronuncie en libertad" sobre si desea un Estado propio.

Mas ha explicado que su sueño sería ver nacer unos "Estados Unidos de Europa", donde Cataluña tuviese "los mismos poderes que tiene hoy un Estado de los EEUU", pero si esa Europa federal es "imposible", apuesta por una Cataluña "con los mismos poderes que Eslovenia, Dinamarca, Holanda, Finlandia, Estonia, Lituania o Letonia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento