Protestas del 25-S
Los antidisturbios de la Policía Nacional cargan contra los manifestantes, en la madrileña Plaza de Neptuno. Alberto Martín / EFE

El secretario general del grupo parlamentario socialista, Eduardo Madina, ha opinado que las cargas policiales del martes en las inmediaciones del Congreso fueron "claramente excesivas" y considera que en esta situación al Gobierno "el país se le está yendo de las manos".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Madina ha alertado de que mientras la clase política está discutiendo "hipotéticas rupturas territoriales que en ningún caso se van a producir", en la calle ha aparecido una "ruptura emocional y social".

"Mi sensación es que a este gobierno el país se le está yendo de las manos", ha advertido.

Para Madina existe una "falla social y emocional" entre los ciudadanos y la clase política de la que "debemos tomar nota".

En su opinión, las cargas policiales del martes son "claramente excesivas" y "desproporcionadas" en comparación con otras actuaciones de la Policía Nacional en tiempos de gobierno socialista.

"El Gobierno tiene que explicar qué pasó ayer y por qué la Policía actuó así", ha insistido.

En esta misma línea, la diputada socialista Trinidad Jiménez ha lamentado que se produjeran incidentes y ha reconocido que en los últimos sondeos de opinión se refleja una cierta desafección entre política y ciudadanía.