Cercanías de Renfe ha reconocido a un usuario que le presentó una queja que «la disponibilidad de recursos no nos permite mantener las estaciones con personal hasta el paso del último tren».

Es decir, que si un viajero tiene un problema hacia las 22.30 horas difícilmente podrá encontrar en las taquillas a algún empleado de la compañía que le pueda ayudar. Esto le pasó al lector de 20 minutos Javier González el 15 de marzo, cuando la máquina expendedora de billetes le dio un tique de un tren al aeropuerto que no existía.
Desde la compañía ferroviaria se reconoce que esta situación «ya hace tiempo que sucede», no sólo en la estación de plaça de Catalunya, sino también en «bastantes» estaciones de la red de Cercanías. Donde sí que hay personal a todas horas es en la estación de Sants.

Paneles informativos
En algunas estaciones pequeñas no existe personal «a ninguna hora del día», por lo que los viajeros deben guiarse por los paneles informativos y los monitores para saber el horario de paso de trenes y comprar el billete en la máquina.

Esta falta de personal en las estaciones fomenta el fraude, ya que muchos pasajeros lo aprovechan para colarse en los trenes. Para evitarlo, Renfe pondrá puertas que sólo se abrirán tras validar los billetes tanto en la entrada como en la salida de las estaciones.

¿Qué piensas?
Escríbenos a noesven@20minutos.es, o por fax al 934706257