Jesús Caldera
El diputado socialista Jesús Caldera, en una imagen de este martes en el Congreso. EFE

El diputado del PSOE, Jesús Caldera, ha reconocido este martes sentirse "asediado" en el Congreso debido a las protestas del 25-S, que se suceden en los aledaños de la Cámara baja y que han obligado a la Policía a desplegar un importante cordón de seguridad que impide el libre tránsito en la zona.

"Nos sentimos asediados, y eso tampoco es bueno. Respeto cualquier tipo de protesta y la legitimidad para su convocatoria, pero nosotros también debemos tener nuestra libertad de movimientos", ha señalado Caldera en declaraciones en los pasillos del Congreso.

El exministro de Trabajo dice también que ha habida "demasiada presencia policial"No obstante, el exministro de Trabajo socialista ha asegurado también que le parece que ha existido "demasiada presencia policial" para hacer frente a la convocatoria de 'Rodea el Congreso'.

Varias decenas de personas han sido detenidas y varias más heridas en la jornada de protesta, en la que se han registrado cargas policiales cuando varios jóvenes han intentado traspasar las vallas que protegen la sede de la Cámara Baja.

Sáenz de Santamaría: "Hay que escuchar la calle, no a los violentos"

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado en referencia a las protestas, que "siempre hay que escuchar a la calle" pero también a lo que han expresado los ciudadanos con su voto en las urnas.

"Hay que atender a la calle cuando uno se manifiesta pacíficamente y donde debe hacerlo. Cuando lo hace violentamente y ante la sede de la voz de todos los españoles estamos hablando de otra cosa", ha alertado Sáenz de Santamaría en los pasillos de la Cámara baja.

La vicepresidenta del Ejecutivo ha dejado claro que su deber como diputada es acudir a votar al Congreso y ejercer su "legítima obligación" como parlamentaria en representación de los ciudadanos. "Siempre hay que escuchar a la calle pero desde luego hay que atender a lo que deciden las urnas y eso es venir a votar a esta Casa", ha insistido.

Por otra parte, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González-Pons, ha reconocido sentir una "profunda tristeza" por los incidentes sucedidos en las inmediaciones del Congreso. En su opinión, la convocatoria ha reunido "mucha menos gente" que lo que esperaban los organizadores pero también se ha producido "mucha mas violencia" de la que los convocantes "querían".

Posada: "Todo ha ido con normalidad"

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha lamentado los incidentes ocurridos en las inmediaciones del Congreso, pero al mismo tiempo se ha mostrado satisfecho de que el pleno de la Cámara haya discurrido con normalidad y no se haya visto alterado por la protesta de la convocatoria. Al término de la sesión plenaria, Posada ha acudido caminando hacia la Carrera de San Jerónimo para observar en primera persona el operativo de seguridad desplegado por la Policía Nacional.

"Lamento los incidentes, pero estoy satisfecho porque se haya conseguido la normalidad en el Congreso, que era el objetivo", ha asegurado. El presidente de la Cámara baja se ha mostrado convencido de que la mayoría de los manifestantes eran pacíficos, pero ha alertado de que siempre hay grupos violentos que generan "trifulcas" y obligan a intervenir a la Policía lo que, a su juicio, demuestra que el operativo policial era el adecuado. "Eso lleva a detenidos y a heridos y eso lo lamento", ha insistido.