Aplazan el juicio al dueño de Aifos, acusado de apropiarse de dinero de dos viviendas

La Sala admite nuevos documentos aportados por la defensa del procesado y la vista oral se fija para continuar este miércoles
Juicio al dueño de Aifos, Jesús Ruiz Casado
Juicio al dueño de Aifos, Jesús Ruiz Casado
EUROPA PRESS

La Sección Novena de la Audiencia de Málaga ha aplazado la continuación del juicio contra el dueño de la promotora Aifos, Jesús Ruiz Casado, acusado de apropiarse de dinero entregado por una mujer para dos viviendas. En la sesión de este lunes, el Tribunal ha admitido documentación aportada por la defensa del procesado, para el que la Fiscalía pide tres años de prisión.

La defensa ha presentado documentos, entre ellos la ampliación de una pericial, que han sido admitidos por la Sala, tras lo que el fiscal ha pedido tiempo para examinarlos antes de seguir el juicio con la declaración del acusado. Al final, la Sala ha fijado que la vista oral continúe el miércoles día 26; aunque podría volver a suspenderse por otro juicio que tiene ese día el letrado defensor.

El ministerio fiscal acusa a Ruiz Casado por un delito de apropiación indebida, al considerar que la sociedad vendió a una mujer dos viviendas de un edificio de un complejo en Casares (Málaga) que se pretendía construir, fijándose un calendario de pago que fue "cumplido" por la perjudicada, quien entregó 84.500 euros por una casa y 72.600 euros por la otra.

Al respecto, la acusación pública manifiesta en sus conclusiones provisionales que aún cuando el contrato suscrito "no establece fecha límite para la entrega de las viviendas, los efectos mercantiles emitidos para el pago de la parte del precio señalado finalizaba en febrero de 2006" y que en ese momento la empresa "gozaba ya de la licencia para construir y no la había siquiera iniciado".

Así, dice el fiscal que la mujer —personada como acusación particular—, "transcurrido un periodo más que prudencial", en 2008 y "ante la misma situación de inejecución de la obra ni siquiera parcialmente" dio por resuelto el contrato y reclamó la devolución del dinero, mientras que por contra la empresa le ofrecía otros pisos ya construidos, que "no fueron del agrado" de la perjudicada.

La Fiscalía sostiene que la promotora "no avaló la devolución del dinero entregado para el supuesto de no acometerse la obra" y que la sociedad "ha hecho propio el dinero recibido sin haberlo aplicado a los fines predispuestos". Además, tras reabrirse el caso, Aifos sólo justificó que había pagado a la inmobiliaria que vendía los pisos y la licencia urbanística e impuesto al Ayuntamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento