Rajoy en Chicago
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, baja de su avión al llegar al aeropuerto de O'Hare, en Chicago. EFE

Cada vez que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene un viaje internacional, la dirección del Ejército del Aire que gestiona sus desplazamientos incluye "extra de whisky y vino en los Falcon y Airbus", según un reportaje de la revista Interviú que detalla cómo los recortes no llegan a los cáterin de los políticos Vip.

Según la citada información, el Ministerio de Defensa paga facturas de licorería y vino que pueden superar "los 1.000 euros en cada vuelo", así como jamón ibérico de bellota a "190 euros el kilo".

A Rajoy le relaja tomar un whisky cuando vuela, porque no le gusta ir en avión El pasado 10 de junio, horas después de que Luis de Guindos anunciara que España pediría el rescate de la banca, el presidente del Gobierno se embarcaba en un Falcon 900 con destino a Gdansk (Polonia) para asistir al primer encuentro de fútbol de la selección española en la Eurocopa. A este polémico viaje acompañaron a Mariano Rajoy cinco colaboradores, según Interviú, y entre todos dieron parte de una cena de solomillo, rodaballo, siete botellas de vino y diez cervezas. La factura de dicha cena ascendió a mil euros.

Los cáterin para los políticos costaron el año pasado a 342.693 euros, mientras que hasta junio de este año ya se han gastado 128.402 euros.

Las fuentes consultadas por Interviú reconocen que a Rajoy le relaja tomar un whisky cuando vuela "porque no le gusta mucho ir en avión". Por este motivo siempre que se planifica un vuelo se incluye "extra de whisky y de vino" a bordo.

Para un vuelo anterior a Los Cabos, México, con motivo de una cumbre del G-20, el Ejército compró 46 botellas de vino, de las que se consumieron 24. Entre los licores que se bebieron durante la travesía: dos botellas de Cardhu, dos de Johny Walker, una de vodka, tres de ron Brugal y dos de ginebra Beefeater. El precio de los licores, "900 euros". En el vuelo acompañaban a Rajoy su mujer, Elvira Fernández y una treintena de miembros del Gobierno.

El personal funcionario encargado de servir el cáterin en los aviones oficiales lamenta que se les haya recortado el sueldo y se les haya retirado la paga de Navidad, mientras se compran embutidos por valor de 3.427 euros, con partidas como jamón de bellota a 190 euros el kilo.