Rajoy y Mas
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el presidente de la Generalitat, Artur Mas. BALLESTEROS / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho este viernes en Roma que en su encuentro con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en Moncloa, el político catalán no le habló "ni de independencia ni de estado propio", sino de "pacto fiscal".

Rajoy dio a entender su malestar por las críticas recibidas ante su negativa al pacto fiscalMariano Rajoy hizo estos comentarios en una conversación informal con periodistas españoles tras su intervención en el Congreso de la Internacional Demócrata de Centro celebrado en la capital italiana.

El presidente Rajoy explicó que había transmitido a Mas que "no estaba de acuerdo con el pacto fiscal, y que, aunque lo estuviera, eso se debería plantear en las Cortes Generales". Rajoy afirmó que Mas tampoco le habló de la posibilidad de convocar elecciones anticipadas en Cataluña.

Rajoy subrayó que "para arreglar el problema de las administraciones públicas es necesario tener ingresos, y para tener ingresos hay que tener gente que trabaja. Debemos, pues, -añadió- centrarnos en el empleo, pero lo peor es la inestabilidad política".

Se habló del fondo de liquidez

Rajoy comentó que, en cambio, Mas sí abordó durante su encuentro en Madrid la cuestión del fondo de liquidez. "Le dije (a Mas) que la voluntad es hacerlo y que se va a hacer; nosotros ya les hemos dado ayudas por 5.000 millones (de euros); lo que vamos a pedir es que se utilicen para pagar vencimientos y proveedores porque si no, se vuelve a la situación de antes", sostuvo el dirigente popular.

La solidaridad empieza con la propia familiaEl presidente del Gobierno explicó también que durante el encuentro en Moncloa aseguró al presidente de la Generalitat que está "dispuesto a hablar" y que le ofrecía "diálogo". Con todo, Rajoy dio a entender su malestar por las críticas recibidas ante su negativa al pacto fiscal.

"El gran debate es cuán solidario es uno y cuánto lo es otro; cuando el rescate de Grecia los primeros países en ayudarla fueron Alemania, Italia, Francia y España", remarcó. Asimismo, el presidente del Gobierno español recalcó que "la solidaridad empieza con la propia familia. Uno lo que no es, es solidario con el millonario. Voy a insistir en que hay que hablar".

Al ser preguntado sobre si está preocupado, Rajoy respondió: "no sé si estoy preocupado".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.