El Consejo de Ministros estudia este viernes el anteproyecto de reforma educativa

  • Reforzará las asignaturas básicas, reducirá optativas y vías formativas e implantará evaluaciones unificadas nacionales.
  • Esas pruebas serán obligatorias para poder obtener el título de graduado en secundaria obligatoria (ESO) y de bachiller.
  • La reforma incluirá, probablemente, que los colegios que educan separadamente por sexos puedan acceder al concierto con las administraciones educativas.
Jóvenes realizando un examen en un colegio.
Jóvenes realizando un examen en un colegio.
ARCHIVO

El Consejo de Ministros estudiará previsiblemente mañana, según fuentes gubernamentales, el anteproyecto de reforma educativa, que supondrá reforzar las asignaturas básicas, reducir optativas y vías formativas e implantar evaluaciones unificadas nacionales al final de cada etapa no universitaria.

Esas pruebas serán obligatorias para poder obtener el título de graduado en secundaria obligatoria (ESO) y de bachiller, según ha planteado el Ministerio de Educación esta semana.

En primaria, habrá una evaluación en el tercero de los seis cursos para detectar precozmente las deficiencias de lectura, escritura y aritmética básica de los alumnos y poder aplicarles apoyos y refuerzos.

Otra se prevé al terminar esta etapa, que no implicaría necesariamente la repetición de curso en caso de que no se supere, sino que el equipo docente decidirá si es así o emite un informe de orientación sobre los apoyos que necesite el alumno en ESO.

Como objetivos, se pretende reducir el fracaso y el abandono escolares y aumentar las posibilidades de empleo, para lo que el último curso de la secundaria obligatoria (cuarto) será de "iniciación", con dos trayectorias diferenciadas, hacia el bachillerato o la FP.

Educación diferenciada

La reforma incluiría, probablemente, una precisión para que los colegios que educan separadamente por sexos puedan acceder al concierto con las administraciones educativas.

Además, la secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, comentó el martes en el Senado que estaba abierto el debate sobre si el refuerzo de las asignaturas instrumentales -lengua, matemáticas, ciencias- necesitaría un porcentaje mayor de definición curricular por parte de la administración central.

La Ley Orgánica de Educación (LOE), vigente desde 2006, establece que los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas (aquellos que regula el Gobierno) requerirán el 55% de los horarios escolares para las autonomías con lengua cooficial y el 65% para aquellas que no la tengan; y el resto corresponde a las autonomías.

En la reunión de este viernes, el Gobierno verá un primer texto articulado de la futura ley orgánica para la mejora de la calidad educativa -que modifica parcialmente la LOE-, presentado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

El Gobierno abrirá a continuación el trámite de consultas preceptivas sobre el anteproyecto con los agentes educativos, las comunidades autónomas y el Consejo Escolar del Estado.

Educación ya presentó en junio un primer informe de líneas generales, que sometió a la opinión y las aportaciones de las autonomías, de la comunidad escolar y, a través de internet, de la sociedad en general.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento