Rueda de prensa del 25-S
Rueda de prensa de la Coordinadora 25S y la Plataforma en Pie. MIRENTXU MARIÑO

Un día después de desalojo policial en Madrid del Centro Social Casablanca y cinco días antes del 25-S, la Coordinadora 25S y la Plataforma en Pie han esbozado la hoja de ruta de la acción "de desobediencia civil" que se desarrollará el próximo martes en varias ciudades, pero que tendrá como objetivo principal "rodear" y caminar alrededor del Congreso de los Diputados de forma "no violenta".

Así lo han explicado cuatro de los participantes -"no somos convocantes"- en una rueda de prensa a los pies del monumento a la Constitución de 1978 que se erige en pleno Paseo de la Castellana de la capital.

El simbolismo no ha sido casual, el "proceso constituyente" ha estado en boca de todos; "si el carnicero ha entendido qué es la prima de riesgo, también puede entender qué es esto", decía Antonio López, militante del SAT y uno de los detenidos durante la manifestación del 15-S-. Opinan que este ciclo de la Carta Magna "se ha agotado" y quieren abrir el debate sobre el después, sobre una nueva Transición.

En total, 80 colectivos apoyan la movilización del 25-S y hasta tres están organizando autobuses para viajar a Madrid. La jornada comenzará por la mañana, recibiendo a los llegados de otros lugares, seguirá con una comida popular, una asamblea informativa sobre la acción y dos marchas que partirán a las 17.30 h desde la Plaza de España hasta Sol y desde el Paseo del Prado hasta Neptuno.

Después, los manifestantes se acercarán al Congreso, "en el perímetro que sea posible en función del dispositivo policial", y lo rodearán "sin ocuparlo" ni "impedir su funcionamiento", han aclarado, añadiendo que tampoco interceptarán a los diputados que tengan que entrar en la Cámara, ya que ese día se celebra sesión plenaria. La verdadera convocante, han insistido tras hacer un recorrido por la situación política y económica de España, "es la realidad".

En otras ciudades se están organizando acciones similares en los alrededores de instituciones como el Parlamento andaluz, la Asamblea de Extremadura o el Cabildo de Tenerife. La Coordinadora 25S y la Plataforma en Pie, que han quitado hierro a las discrepancias iniciales a la hora de organizar esta acción, aseguran que prefieren no dar estimaciones de participación - aunque hablan de 47.000 apoyos en Facebook- y que no hay acampadas previstas.

Asimismo, han dicho que ellos no tienen representación social concreta y que "no son nadie", solo personas que acudirán el próximo martes a "expresarse libremente".

El 25-S, insisten, "no es una acción finalista" y supondrá un "punto de partida" para otras cosas. Por último, han confirmado que no van a comunicar por el cauce oficial a la Delegación del Gobierno sus intenciones, porque "ya saben que va a pasar" y porque consideran que rodear el Congreso no implica vulnerar la ley, aunque han dicho que lo legal y "lo legítimo" son cosas distintas.