Preacuerdo en el ERE de la Obra Social de Caja Cantabria, que contempla 23 despidos "en condiciones dignas"

Las cuantías se han acordado personalmente, según edad y categoría, y están todas "por encima" de los 20 días por año trabajado
Obra Social de la Caja de Cantabria
Obra Social de la Caja de Cantabria
EUROPA PRESS

Los sindicatos de la Obra Social de Caja Cantabria han llegado este martes a un principio de acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) previsto en esta organización, que contempla el despido de 23 de sus 44 trabajadores, que "salen en condiciones dignas", y que tendrá que ser ratificado el próximo jueves, 20 de septiembre, en el Consejo de Administración de la entidad, que se celebrará a partir de las 17 horas en la sede central, en la Plaza Porticada de Santander.

Se trata de tres bajas incentivadas y 20 despidos, según ha informado a Europa Press Paulino Alonso (UGT), uno de los responsables de la negociación, que considera "aceptable" el ERE, ya que en su opinión estaba "justificado". Se trataba, de acuerdo con sus propias palabras, de "intentar salvar un barco" que "se está hundiendo".

Alonso ha detallado que las bajas incentivadas son para tres empleados menores de 54 años, mientras que los despidos afectan a trabajadores de entre esa edad y 62 años. Ha señalado al respecto que todos ellos recibirán "indemnizaciones adecuadas" para llegar a los 61 años "en condiciones aceptables".

El portavoz de UGT ha indicado que las indemnizaciones "fluctúan mucho", dependiendo de las categorías y de la edad —un factor "importante" en la negociación—, y ha admitido que, en algunos casos, "son importantes". El fin es que los trabajadores "más lejanos" a la edad de 61 puedan tener unos "años asumibles", desde el punto de vista económico.

Tras señalar que las cuantías se han acordado personalmente, ha concretado que en todos los casos están "por encima" de los 20 días por año trabajado.

Ere justificado

Y aunque, como ha reconocido, una parte importante de la plantilla de la Obra Social pierde su puesto de trabajo, el ERE está "justificado", ya que el objetivo es que esta entidad "siga adelante".

"Es una pena haber tenido que llegar a esta situación", ha manifestado Alonso, para señalar que el ERE ha supuesto una "difícil" negociación, ya que ha comparado la Obra Social de Caja Cantabria con "un barco que se está hundiendo" y hay que "intentar salvar".

Así, tras la tramitación de los despidos, que se materializarán entre octubre y diciembre, —después de que el Consejo de Administración ratifique el principio de acuerdo y lo remita a la Dirección General de Trabajo del Gobierno regional—, el portavoz de UGT ha indicado que habrá que negociar las condiciones de los empleados que se quedan en la Obra Social.

Ha añadido al respecto que la Obra Social se tiene que "acomodar a los nuevos tiempos" y, para que sea "viable a medio y largo plazo", habrá que negociar aspectos como las jornadas, horarios o categorías, ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento