Gaultier abre la pasarela de París a las hermosas

John Galliano también triunfó con su colección para Dior. La transgresión siempre ha caracterizado a los dos diseñadores.
Modelo de Jean Paul Gaultier para el verano de 2007.
Modelo de Jean Paul Gaultier para el verano de 2007.
Reuters

Las carnes han dejado de ser pecado. Jean Paul Gaultier se ha cargado de un plumazo toda la polémica suscitada alrededor de la masa corporal de las modelos en las grandes pasarelas al hacer protagonista absoluta de su desfile a una mujer obesa.

Dos de los más audaces y celebrados modistos de la historia, John Galliano, con sus diseños 2007 para Christian Dior, y Jean-Paul Gaultier para la firma que desde hace treinta años lleva su nombre, han presentado sus colecciones pret-a-porter para la próxima temporada estival.

El primero de ellos tenía previsto actuar en la noche del miércoles por cuenta de la célebre firma francesa en el Grand Palais de París, espacio monumental que el jueves, también por la noche, recibirá a Stefano Pilati con su colección para Saint Laurent y el viernes por la mañana a Karl Lagerfeld con sus nuevas ideas para Chanel.

Entre tanto, Jean-Paul Gaultier, prefirió convocar a su público "en su casa", verdadero palacio Gaultier, que entre otras celebridades y para deleite y agotamiento de los fotógrafos tuvo entre sus invitados de lujo a los cantantes Jannet Jackson y Lenny Kravitz, sentados, eso sí, en lugares muy alejados el uno del otro.

Los habituales del lugar consideraron que su desfile fue brillante, por supuesto, aunque "más modoso" que de costumbre, menos espectacular.

Quizá el artista se reserva para la fiesta con la que el próximo sábado celebrará en la mítica sala Olympia su 30 aniversario profesional, por el que fue ya aclamado, cuando tras el desfile recorrió a toda velocidad su larguísima pasarela, vestido con pantalones vaqueros y camisa negra y con un silbato para acelerar las cosas.

Previamente, además de sus últimos diseños, ofreció una pequeña y ovacionada retrospectiva con algunas de sus principales creaciones desde que en 1976 presentase su primera colección.

En cuanto a la primavera y el verano 2007, la inspiración vino del desierto, en viseras de colores transparentes con diadema y en capuchas para acompañar todo tipo de conjuntos.

También del mundo del deporte, con especial referencia al brillo satinado de los pantalones de boxeo, y a las franjas laterales de los chándales, en pantalones, cazadoras, faldas, 'shorts' y chaquetas.

La fluidez que caracterizó todos sus modelos, hacía pensar, más bien, en los drapeados de estilo griego tradicional y en el 'jersey' 'hollywodiense', en colores y combinaciones de colores exquisitos e inéditos, de granates, turquesas, amarillos muy vivos, verdes esmeralda, rosas o marrones.

Aunque es más bien raro que el mismo día coincidan en la agenda dos nombres de tan alto calibre, como Dior y Gaultier no es ni mucho menos cuestión de duelo, pues desde el pasado domingo cada día compiten oficialmente sobre las pasarelas parisienses una docena de modistos y creadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento