Darzho Dugárov, de 89 años, fue artillero durante la guerra, perdió el habla tras sufrir graves heridas en 1942 y todos estos años se comunicó con sus familiares y amigos con ayuda de gestos y notas escritas.

 El pasado diciembre, el anciano, de etnia buriata, comenzó a tartamudear algunas palabras hasta que finalmente pudo pronunciar a un sobrino la primera frase en su idioma natal: "Hijito, ven acá!", dijo. Actualmente, el anciano habla sin ninguna dificultad.

Los médicos opinan que Dugárov recuperó el habla a consecuencia de un fuerte estrés, provocado probablemente por la reciente muerte de su esposa y una hija