El FBI conocía desde julio el comportamiento pedófilo del congresista Foley

Las claves:
  • No quiso abrir una investigación porque prefirieron tratar el tema con Foley de manera privada.
  • Se pide la dimisión del presidente del Congreso, a quien sus asesores no le informaron del caso.
  • El abogado que defiende a Foley dijo que su defendido sufrió abusos sexuales de adolescente y que es homosexual.
Imagen de archivo de Mark Foley en un evento en Washington, en septiembre de 2006. (Yuri Gripas/REUTERS)
Imagen de archivo de Mark Foley en un evento en Washington, en septiembre de 2006. (Yuri Gripas/REUTERS)
Yuri Gripas/REUTERS
La Agencia Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), admitió ayer martes que en julio pasado recibió copias de correos electrónicos de contenido sexual enviados en 2005 por
el congresista republicano Mark Foley, de 52 años, a un adolescente del estado de Luisiana, lo que
preocupó a los padres del menor.

El FBI dijo que no quiso abrir una investigación porque prefirieron tratar el tema con Foley de manera privada, advirtiéndole de que cortara todo contacto con el ex becario de 16 años.

Altos asesores del presidente del Congreso, el republicano Dennis Hastert, no le informaron a su jefe sobre el incidente, según él mismo dijo, en una rueda de prensa en la que defendió su accionar al no conocer la conducta de Foley.

Sin embargo, el tema ha conmocionado al partido republicano, más cuando se supo que Foley envió mensajes mucho más explícitamente sexuales a páginas de adolescentes en 2003 y 2004.

Incluso, las críticas al manejo privado del asunto llegaron desde miembros del propio partido republicano.

El escándalo sexual está dominando la agenda de campaña para las elecciones legislativas, que tendrán lugar dentro de cinco semanas.

Foley renunció el viernes pasado, tras darse a conocer sus mensajes a adolescentes, y se sometió a un tratamiento de desintoxicación del alcohol, una adicción a la que culpó de sus aberraciones.

Nunca jamás tuvo un contacto sexual impropio con un menor

Su abogado, David Roth, dijo que Foley no es un pedófilo, y que "nunca jamás tuvo un contacto sexual impropio con un menor".

Dijo que su defendido escribió esos correos "bajo la influencia del alcohol" y que está "sufriendo una enfermedad mental".

De todos modos, un agente del FBI dijo que el contenido los e-mails "no llegaban a un nivel criminal".

El abogado de Foley señaló que el ex diputado sufrió abusos sexuales entre los 13 y los 15 años por parte de un clérigo pederasta.

Y por primera vez declaró que su representado es homosexual.

Piden la dimisión del portavoz republicano

Desde varios sectores de la sociedad estadounidense se pide la dimisión del portavoz republicano, Dennis Hastert, incluso por el propio periódico conservador The Washington Times, que tituló su editorial de ayer "Dimita, Sr. Portavoz".

Me sentí conmocionado y consternado al conocer el comportamiento inaceptable del congresista Foley

Sin embargo, el portavoz republicano y presidente del Congreso, a quein el diario Washington Post considera "el republicano más poderoso fuera de la Casa Blanca" recibió el apoyo del presidente George W. Bush, quien también se declaró "asqueado" y "conmocionado" por la conducta de Foley.

"Me sentí conmocionado y consternado al conocer el comportamiento inaceptable del congresista Foley", dijo.

A la vez, Bush expresó su apoyo al llamamiento de Hastert para que se lleve a cabo una investigación exhaustiva de los hechos.

Bush dijo que Hastert es un "padre, un maestro, un formador".

Hastert insistió en que no renunciará.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento