PP-A advierte de que la deuda sanitaria se puede volver "a disparar" y exige al gobierno andaluz que "no mienta más"

Dicen que los "recortes" vienen desde hace cuatro años, que "se ha dejado de invertir 2.100 millones en la sanidad pública andaluza"
La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera
La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera
EUROPA PRESS

La vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal del PP-A, Ana Corredera, ha criticado la política sanitaria de la Junta de Andalucía y ha advertido de que "si no se pone pie en pared, cuando terminemos el año, seguramente la deuda sanitaria se habrá vuelto a disparar". Ha considerado que el gobierno andaluz "no es serio y quien lo pagamos somos los ciudadanos" y le ha exigido "que no mienta más" sobre las medidas que toma.

"Necesitamos un gobierno responsable, que cumpla con los andaluces, que mantenga abiertos los centros de salud, que no los cierren ni el sábado ni ningún otro día, que cumplan con su palabra de que la sanidad es una línea roja que no se va a cruzar y que garanticen a los trabajadores que van a seguir con su jornada laboral", ha apuntado.

Corredera, que ha analizado este sábado en Málaga la situación de la sanidad andaluza, ha asegurado que los ciudadanos deben saber "que hay recortes que los hace la Junta de Andalucía, como hay otros que son consecuencia de lo que se ha encontrado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de una situación heredada, de un agujero de 16.000 millones de euros en la sanidad española".

Al respecto, ha asegurado que de esa cantidad, 2.600 millones de euros "eran de la sanidad andaluza, de facturas que tenían guardadas en los cajones" y ha explicado que "tuvo que venir el señor Rajoy a aprobar un plan de pago a proveedores para poder pagar", apuntando que hace dos meses "las facturas se quedaron a cero".

"Hoy sabemos que la Consejería de Sanidad ha vuelto a las andadas y que está guardando de nuevo las facturas en los cajones", ha señalado, apuntando que Farmaindustria, que suministra medicamentos a los hospitales, y Fenin, que suministra productos, "ya les debe 700 millones de euros".

En sus declaraciones, en las inmediaciones de uno de los centros de salud de la capital que "ha tenido todo el verano sus puertas cerradas por la tarde" y que "ya tampoco abrirá los sábados", Corredera ha asegurado que al PP-A le preocupa que "esto pueda ir a más", por lo que ha considerado que "hay que frenar a la Junta de Andalucía".

Además, ha recordado que "660 medicamentos que se estaban financiando por el gobierno andaluz salieron de la financiación y ahora todos tendremos que pagar el 100 por cien de su coste", algo que, ha dicho, "hicieron con alevosía y nocturnidad" y aprovechando "el recorte que hacía el Gobierno central, de 470 medicamentos, para que en esa confusión los ciudadanos pensaran que todos los había quitado Rajoy".

Asimismo, ha aludido al cierre de centros de salud este verano por la tarde y ha asegurado que han cerrado "más que nunca y por más tiempo", además de que "se ha hecho un 30 por ciento menos de contrataciones para los refuerzos de urgencia en la Costa del Sol, que se nos desborda de visitantes en verano".

Ha dicho que "los recortes van a más", refiriéndose a que "a 5.800 trabajadores eventuales del Servicio Andaluz de Salud, la Junta les ha recortado un 25 por ciento la jornada laboral y el sueldo". "Ellos, que no iban a tocar a los profesionales, que no iban a despedir a nadie, no están renovando contratos y a los que están renovando solo lo hacen por un mes y con un 25 por ciento menos de la jornada laboral", ha manifestado.

"recortes" desde hace cuatro años

Ha apuntado que los "recortes" en materia sanitaria "vienen desde hace cuatro años", periodo en el que, ha dicho, "se ha dejado de invertir 2.100 millones de euros en la sanidad pública andaluza y entonces no gobernaba Rajoy". Ha dicho que en Málaga hay "claros ejemplos", citando el macrohospital de la capital y el Chare del Guadalhorce, que no está abierto "porque el Ayuntamiento no tiene para pagar la acometida de luz y la Junta no lo asume".

Así, la responsable 'popular' ha mostrado su preocupación por que "no haya un gobierno andaluz que acometa los ajustes necesarios, que no despida a ese personal que le sobra en esas empresas y que ha ido colocando a dedo, a los amiguetes; que no disminuya en estos momentos en los que hay tantas familias en Andalucía que lo están pasando mal el dinero que manda a otros países para cooperación al desarrollo".

"Han estado los últimos cinco años mandando para cooperación al exterior, pero no para regadíos o sanidad, sino para formación en acciones sindicales y cosas así, 230.000 euros diarios, mientras en Andalucía hay muchas familias que lo están pasando mal, que no tiene ni para comer y tienen que acudir a los bancos de alimentos o comedores sociales", ha apostillado.

Asimismo, ha indicado que "no sólo se está recortando en sanidad, sino también en educación de forma importante, en guarderías, colegios concertados, en los comedores escolares que hay una amenaza de no pagar el catering", refiriéndose, también, al ERE que ha tenido que plantear las empresas de formación "ante los impagos de la Junta de Andalucía que les deben 40 millones de euros desde 2006".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento