Diego pide a la Bien Aparecida "por la salud de los cántabros y la reactivación económica"

El obispo insta a "buscar los que nos une y a pasar de la resignación a la acción comprometida" para salir de la crisis
Diego en la misa campestre en honor a la Virgen Bien Aparecida
Diego en la misa campestre en honor a la Virgen Bien Aparecida
EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno regional, Ignacio Diego, ha pedido este sábado a la Virgen Bien Aparecida "por la salud de los cántabros, por la consecución del objetivo del Gobierno, que es conseguir la reactivación económica y con ello la generación de puestos de trabajo, y en general por la protección de nuestra tierra y sus gentes".

Así lo ha manifestado Diego en declaraciones a los medios de comunicación en el Santuario de la Bien Aparecida, donde miles de ciudadanos se han reunido este sábado, jornada festiva en la región, para honrar a la patrona de Cantabria. Por su parte, el obispo ha centrado parte de su homilía en la crisis y ha instado a "buscar lo que nos une y a pasar de la resignación a la acción comprometida".

El presidente del Gobierno ha estado acompañado por buena parte de sus consejeros, y por otras autoridades como el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz. También han acudido los líderes del PRC, Miguel Angel Revilla, y del PSOE, Eva Díaz Tezanos, entre otros.

La misa campestre en honor a la patrona de Cantabria ha sido oficiada por el Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, quien en su homilía ha instado a "evitar el miedo, la resignación y el lamento" como consecuencia de la crisis económica y a comprometerse a construir un mundo "más fraterno, solidario y justo".

Al tiempo, reconoció que aunque la Iglesia "no tiene una solución técnica y política a la grave crisis económica y moral que padecemos", sí tiene el Evangelio y la sabiduría de su Doctrina Social. Monseñor Jiménez pidió que "la persona, el hombre, sea el centro" y que sea la economía la que se supedite a él, y no al revés.

El obispo instó en su homilía a "buscar los que nos une, pasar de la resignación a la acción comprometida, asumir cada uno nuestra propia responsabilidad" y cultivar la caridad con los necesitados y afectados por la recesión económica como es el caso de los parados. Para ello también pidió que las personas "demos en favor de los demás nuestro tiempo cuando sea necesario y la gratuidad en nuestras actuaciones".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento